EXPEDICIÓN KUMARI 04.08

Nepal
  • De un vistazo

    • en Grupo

    • 14 dias

    • Vuelo incluido

    • Guia Castellano

    • Bus

    • Lodge
      Hotel
      Monasterio
  • ¿Qué encontrarás?
    • Los picos más altos del mundo al alcance de tu mano
    • Compartirás unos momentos de la vida de un monasterio budista.
    • Recorrer a tu antojo antiguas ciudades Newar, de ladrillo rojo y madera tallada , descubriendo rincones encantadores.
    • Andando por zonas rurales entre arrozales y pequeñas granjas descubrirás la verdadera dimensión de Nepal.
  • desde
    1.975€
    + TASAS

El viaje que os presentamos recorre Nepal, sus monumentos destacados, su paisaje y su entorno humano de manera que el viajero pueda captar la compleja realidad del país. Para ello hemos diseñado un itinerario que, sin olvidar los puntos más destacados, nos permitirá también acceder de forma asequible a zonas rurales o entornos menos conocidos donde no suele llegar el turismo de masas. Combinamos lugares que representan una experiencia viajera diferente, con las visitas clásicas de Nepal, y aun así intetamos que estas tengan un aliciente especial o nos aproximemos a ellas de forma algo diferente. Si bien no siempre es posible, hemos intentado que haya cierta flexibilidad en cuanto al ritmo de las actividades y visitas. Pero esto implica un pequeño esfuerzo por parte del viajero. Viajar no se trata simplemente de seguir a un guía durante todo el día. Queremos que intentéis marcar vuestro ritmo, que podáis disfrutar a vuestro aire, que investiguéis y descubráis espacios por vosotros mismos. Por el mismo motivo no estan incluidas las comidas en este viaje. La cocina es una parte muy importante de la cultura y os permitirá descubrir pequeños lugares donde el contacto con los nepalíes enriquecerá vuestra experiencia. Pero eso sí, hay que tener la mente abierta a un país, unas costumbres, y unos espacios que nos sorprenderán desde un principio. Esperamos que seais curiosos, pues esa es la clave de todo viaje.


PRECIO POR PERSONA

Precio por persona, grupo de 10 a 12 viajeros 1.975 €
Suplto. petición hab. Individual 285 €
Tasa aéreas aprox. 330 €
Otros suplementos y opcioanles Cosultar ficha pdf

ITINERARIO

Día 04.08/ Barcelona – Katmandú

Salida en vuelo internacional a Katmandú, noche a bordo.

o.

Día 05.08/ Llegada a Katmandú – Bhaktapur

Después de un largo viaje en avión, recogida en la terminal internacional del aeropuerto Tribhuvan de Katmandú y nos desplazamos a Bhaktapur, donde después de hacer el check-in en el hotel tendremos una pequeña reunión con nuestro guía para explicar los pormenores del viaje. Bhaktapur es una bonita y tranquila villa que podremos visitar relajadamente sin necesidad de guía. Cada uno al ritmo que marque su cansancio y jet-lag. Tenemos todo el resto del día e incluso mejor, el atardecer y por la noche, cuando los grupos de turistas ya han abandonado la ciudad. Fue Ciudad Real y era la mejor conservada de todas ellas, con sus templos y palacios. Aunque el terremoto afectó gravemente alguno de sus templos y edificios, sigue siendo una visita interesante por una razón importante, Bhaktapur no es sólo un museo en si mismo, es una ciudad con vida propia, con sus habitantes ocupados en sus obligaciones diarias, en las tiendas, los cafés, en su trabajo. Os animamos a seguir vuestros pasos por sus plazas, callejones y descubrir esos rincones escondidos, y si sois amantes del yogur, en esta zona es famoso el «king kurd» (jo-jo-dao), un delicioso yogur de textura consistente (y seguro de tomar) que podréis encontrar en pequeñas tiendas en la calle que se prolonga fuera del recinto de pago por la entrada principal. No olvidéis vuestra entrada para volver a acceder a vuestro alojamiento. Noche en Bhaktapur.

NOTA: Normalmente la hora del check-in en el hotel es a las 14h, por lo que si no es posible acceder a las habitaciones dejaremos tranquilamente nuestro equipaje en el hotel, descansaremos un rato conversando sobre el viaje con nuestro guía y podréis empezar a explorar  los alrededores.

Día 06.08/ Bhaktapur – (Changu Narayan – Kailashnath Mahadev) – Dhulikhel

Como hoy tendréis el horario un poco descolocado, no hace falta correr. Podéis desayunar tranquilamente y empezar el día con calma. Cerrado debido a trabajos de restauración hasta una fecha reciente debido a los desperfectos que sufrió durante el terremoto, el interesante templo hindú de Changu Narayan, patrimonio de la humanidad por la Unesco y que no suele ser muy visitado por los grandes grupos, es una visita muy interesante, especialmente por la calidad de sus tallas. De camino a Dhulikhel observaremos bastantes hornos cerámicos donde se cuecen los ladrillos tan clásicos de Nepal y a medida que empecemos a subir a la cuesta por la montaña observaremos a la izquierda la figura de Kailashnath Mahadev, la escultura de Shiva más alta del mundo con 44 metros. Si vamos bien de tiempo bien merece una corta parada. Dhulikhel cuenta con impresionantes vistas del Himalaya, pero a diferencia de Nagarkot, donde suelen ir la mayoría de turistas por sus vistas sobre las cumbres, Dhulikhel es una verdadera villa que combina antiguos edificios de estilo newar con edificios actuales, siendo una muestra de lo que es una pequeña ciudad donde la gente vive y trabaja más allá del turismo y por la que podemos callejear por su centro, conocido como Dhulikhel Bazar. Las cumbres del Himalaya pueden quedar cubiertas por las nubes y a veces no es posible verlas. En ese caso la visita a Nagarkot se queda en nada, mientras que Dhulikhel tiene interés en sí mismo. Como veréis muchas de sus casas parecen aguantarse en pie de forma sorprendente. Fachadas peligrosamente inclinadas, grietas,… y sin embargo todos estos edificios aguantaron impertérritos el terremoto de 2015 que se dejó sentir duramente en esta zona. Noche en Dhulikhel.

Día 07.08/ Dhulikhel – Vista de los Himalayas – Monasterio de Namo Buddha – Senderismo a Panauti (2h) – Patan

 Quien quiera ver las cumbres blancas de los Himalayas deberá madrugar con la salida del sol, puesto que es pronto por la mañana con las primeras luces cuando hay más probabilidades de disfrutar de un cielo despejado. Si la madrugada amanece nublada habrá que echar un ojo de vez en cuando puesto que las nubes son caprichosas y se pueden levantar en cualquier momento, aunque sea sólo por poco tiempo. Hoy andaremos durante unas pocas horas, así que convendrá preparar una mochila pequeña para llevar lo básico que podamos necesitar durante el camino: chubasquero o paraguas, cámara, gafas de sol, protección solar, gorra, agua, etc. Después de desayunar nos dirigiremos al importante monasterio budista de Namo Buddha donde dice la leyenda que un Buda encontró una tigresa con sus cachorros que pasaban hambre y para alimentarlos dejó que se lo comieran. Leyenda que por otra parte se encuentra extendida en otros lugares y con algunas variaciones. Namo Buddha se encuentra encaramado en un monte con buenas vistas de los alrededores, incluyendo la cordillera del Himalaya. Desde aquí abandonamos el vehículo y emprendemos nuestra pequeña ruta a pie. Nepal es un país eminentemente rural con pocas carreteras transitables y es andando cuando nos daremos cuenta de su verdadera dimensión social y nos acercaremos a la forma de vida de la mayoría de sus habitantes. Nuestra pequeña excursión nos llevará en unas dos horas tranquilas a través de un entorno rural de granjas y pequeños pueblos hasta Panauti. Panauti es una pequeña villa anclada en el pasado, cuando fue un importante centro comercial durante la época Rana, y situada en una confluencia de los ríos Roshi y Pungamati, a la que se cree que se une un tercer río invisible, el Padmabati, convirtiéndola en especialmente sagrada y por lo que cuenta con un buen número de templos antiguos de todos los tamaños y especialmente en la confluencia de los ríos. Panauti sobrevivió indemne durante siglos a varios terremotos, aunque finalmente el de 1988 sí causó algunos desperfectos en su rico patrimonio cultural, así como también en este último, aunque no demasiado serios. Es muy interesante pasearse por sus calles entre casas de ladrillo, tareas agrícolas, niños que van a la escuela, y templos antiguos. Ya al atardecer cogeremos nuestro vehículo para desplazarnos a Patan. Noche en Patan.  NOTA: Como no hay demasiados buenos lugares para comer en Panauti, llevaremos un pequeño almuerzo para comer, ya sea durante nuestro camino a Panauti o al llegar allí.

Día 08.08/ Patan

Patan, al igual que Bhaktapur y Katmandú, fue antigua Ciudad Real y por consiguiente cuenta con su plaza Durbar (Plaza del Palacio). Aunque hoy en día es prácticamente un barrio de la capital, es mucho más tranquila y su vida discurre a otro ritmo. Su antiguo nombre sánscrito es Lalitpur y significa «Ciudad de la Belleza». Aunque sufrió grandes desperfectos durante el terremoto, visitaremos su plaza Durbar, considerada como el conjunto de arquitectura newar más impresionante de Nepal. Aunque algunos de sus templos se encuentran rodeados y sostenidos por andamiajes de diferentes tipos no deja de ser un lugar de visita imprescindible para pasear tranquilamente. La plaza Durbar se encuentra muy cerca de nuestro alojamiento, así como el Golden temple, el Rudravarna Maharivar y el Mahabuddha Temple, que también visitaremos esta mañana. Podéis disfrutar de la tarde libremente, ya sea paseando por las callejuelas de la ciudad o visitando el Museo de Patan, que habréis visto cerca de la Plaza Durbar, con una de las colecciones de arte religioso más completa de toda Asia. Patan cuenta con muchas tiendas de artesanía, especialmente relacionadas con la elaboración figuras de bronce de temática religiosa. Hotel «heritage» en Patan.

Día 09.08/ Patan – y Vuelo Katmandú a Pokhara – Monasterio de Pema Ts'al Sakya Monastery

Después de desayunar y dependiendo del horario de nuestro vuelo nos desplazaremos a la terminal doméstica del aeropuerto para volar a Pokhara, la segunda ciudad de Nepal.  El barrio de Lakeside es donde se concentra el turismo y, como su nombre indica, se encuentra al lado del lago, el Fewa Tal (Tal = lago), con innumerables hoteles, restaurantes, cafés y tiendas. Dispondremos de un tiempo libre para comer aunque hoy convendrá hacerlo un poco pronto puesto que por la tarde os proponemos una experiencia algo diferente. Nos desplazaremos por carretera al cercano Monasterio budista tibetano de Pema Ts’al Sakya, en el que podremos asistir a su “puja” de la tarde, el recitado de mantras budistas en su templo, que normalmente es sobre las 16h. No es necesario permanecer todo el tiempo en la sala del templo, podemos entrar y salir cunado nos convenga, siempre que lo hagamos silenciosamente como es lógico. A dos pasos del monasterio se encuentra el cercano campo de refugiados tibetanos de Tashi Palkhel, con sus banderolas de oración, su pequeña estupa y su Jangchub Choeling Gompa (templo), que podremos visitar después de la puja. Alojarse en un templo budista no implica ni ser místico ni dormir en camastros con monjes. Casi todos los monasterios budistas disponen de edificios anexos normalmente con habitaciones dobles con baño incluido y que normalmente están destinados a acoger estudiantes, familiares, visitantes o monjes de paso. En este caso el Pema Ts’al Sakya, debido a su importancia y entre otras obras de mejora, acaba de inaugurar un nuevo edificio al que llaman directamente «hotel», mucho más confortable que el alojamiento que disponían anteriormente, a la vez que una piscina natural en el río que se encuentra más abajo. No esperaremos encontrar una cocina con un menú amplio, en realidad lo más normal es que cenemos dal-bhat, la comida que se come en casi todas las casas nepalíes día sí y día también, una base de arroz blanco acompañada con verduras cocidas y un poco de sopa de lentejas que se usa como salsa. Naturalmente no esperéis carne en un monasterio budista. Al fin y al cabo, esto es Nepal, y una nota añadida es que todos los ingresos que se obtienen de este alojamiento sirven para dar de comer a los alumnos de este centro. En este importante monasterio de la tradición budista Sakya se ofrece educación gratuita a niños pobres de zonas remotas de montaña y especialmente a niños tibetanos refugiados. Participar o no de la vida monástica depende un poco de cada uno. Esto no es un centro ni un destino turístico, así que los monjes no están aquí para atender al visitante, aunque sí las dependencias están bastante abiertas para que uno pueda aventurarse y descubrir las actividades que se llevan a cabo en este monasterio, así que repetimos lo que os recomendamos siempre, explorar, no penséis que todo os vendrá hecho. en el Hotel del Monasterio Pema Ts’al Sakya.

 

Día 10.08/ Pokhara, día libre u opciones

Después de desayunar en el monasterio pronto por la mañana, nos desplazaremos de regreso a Pokhara. Podéis disfrutar de todo el día libre. Pokhara es un lugar tranquilo para pasear, a pie o en bicicleta, seguir la pista que bordea el lago en dirección norte, o echar un vistazo a la gran cantidad de tiendas que se encuentran en su avenida principal, algunas de la cuales pertenecen a diferentes asociaciones o ONG que dan trabajo a diferentes grupos sociales, de mujeres en muchos casos y venden artesanía. Si queréis una visita guiada a los alrededores de Pokhara o alguna experiencia algo más diferente como poder conversar con un ex-Gurkha, o hacer un salto en tándem parapente, os ofrecemos algunas opciones que os detallamos después de la descripción del itinerario. Noche en Pokhara.

Día 11.08/ Pokhara – Bandipur

Sin prisas nos concentraremos para desplazarnos por carretera a Bandipur con la idea de comer allí. Bandipur es una población encantadora y un museo vivo de la cultura newar. Situado estratégicamente en un paso de montaña, fue un importante punto de comercio entre el norte y el sur que vino a menos con la apertura de las carreteras por los valles hasta quedar medio abandonada. Más tarde sus antiguos edificios fueron reconvertidos y restaurados con acierto en cafés, restaurantes y pequeños alojamientos, mientras sus habitantes siguen dedicados a sus comercios y granjas de alrededor. Pasear despreocupadamente por la villa es muy interesante en si mismo. No es una población muy grande y podéis observar sus casas y sus habitantes, así como los alrededores de la villa. Hay diferentes senderos para los más caminadores, como puede ser el que asciende al fuerte de Purano Kot, conocido ahora como Thani Mai, que se encuentra en lo alto de una elevación cercana a unos 20 o 30 minutos de camino ascendente y donde encontraremos dos pequeños templos cercanos, uno de antiguo y el otro más moderno. Desde aquí las vistas son muy amplias, dominando Bandipur Bazar y las cumbres del Himalaya, y es un lugar bonito para la puesta de sol. Preguntad a vuestro guía. Hotel “Heritage” en Bandipur.

Día 12.08/ Bandipur, senderismo a Ramkot

Desde Bandipur una de las rutas interesantes es la que nos conducirá a Ramkot, una pequeña villa Magar. En total son unas 5 o 6 horas de camino fácil a ritmo tranquilo y deteniéndonos aquí y allí. El camino desciende primero por el bosque para alcanzar el fondo del valle rodeado de campos de cultivo en terraza, pequeñas granjas, bosques de rododendros, alguna escuela, y en definitiva la vida rural que tanto caracteriza Nepal. Ascenderemos suavemente para recuperar la altitud perdida llegando a la propia población de Ramkot, con sus casas tradicionales y sus vistas dominando el valle. Se dice que Ramkot tiene las casas de factura circular, pero en realidad sólo se conserva una de ellas así hoy en día, aunque es cierto que en la antigüedad algunos poblados o granjas Magares tenían casas de factura circular. Ramkot es un buen lugar para tomar el peqeño almuerzo que habremos llevado con nosotros para regresar de nuevo a Bandipur ladeando la montaña sin demasiadas subidas ni bajadas para finalizar nuestro circuito.. Ya en Bandipur podremos disfrutar de nuestro tiempo libre descansando o paseando por esta encantadora población de la que algunos no quieren partir nunca. Hotel “Heritage” en Bandipur. NOTA: Esta ruta de senderismo es fácil pero es una ruta que transcurre por senderos de montaña en plena naturaleza y que tiene cierta duración. Nuestro parecer es que llevar calzado cómodo tipo deportivo es más que suficiente, aunque el calzado siempre es un asunto muy personal. Llevad el calzado que uséis en vuestra zona para salidas fáciles al campo o la montaña.

Día 13.08/ Bandipur – Chitwan

Dejamos Bandipur para dirigirnos hacia el sur en el límite con la India, en la zona del llamado Terai, toda una franja de tierras selváticas que durante años ha ejercido de barrera infranqueable para las invasiones del sur y donde se encuentra el Parque Nacional de Chitwan, un gran conjunto de selvas y sabanas, con poblaciones importantes de rinoceronte asiático, cocodrilos, muchos tipos de cérvidos, infinidad de pájaros y una importante población de tigres. Tampoco hay que olvidar su importante entorno agrícola, con pequeñas granjas diseminadas aquí y allí. Como un paso más hacia un turismo más responsable y respetuoso con el entorno, Èxode Viatges ha decidido apostar firmemente por destinos donde los animales son tratados de la manera más respetuosa posible. Así en el entorno del Parque Nacional de Chitwan hemos cambiado nuestro destino habitual para trabajar con el Elephant Camp, una manera realmente diferente y más respetuosa de disfrutar de los elefantes, el bosque y su entorno natural y cultural. Es una experiencia realmente reciente ya que está operativo desde 2016 y ha sido creado en colaboración con la Elephant Aid International. Hay que remarcar que en el Elephant Camp las condiciones no son lujosas, ya que tratan de minimizar el impacto medioambiental del turismo, y su ubicación alejada de las zonas principales implica dificultades de suministro. Es importante tener esto en cuenta. Fuera del monzón el alojamiento se efectúa en confortables tiendas de campaña dobles, con camas individuales y baño privado, con corriente eléctrica y agua caliente, aunque no en abundancia ni durante las 24 horas, aunque suele hacer calor, por lo que quizás prefiráis el agua «fría». Durante la época del monzón, normalmente de junio a septiembre, el alojamiento se realiza en el Tharu lodge pero siempre manteniendo la máxima integración en la naturaleza y en condiciones rústicas. No hay aire acondicionado pero sí hay ventiladores. Tened en cuenta que en Chitwan hace calor y humedad. En el Elephant Camp tienen cuidado de una docena de elefantes tratados con esmero. Gozan de mayor libertad y disfrutan de mucho espacio para ellos. Como nuestro programa sólo contempla una noche de estancia. Llegaremos allí sobre las 12h o las 13h para comer. Después se realizará el paseo por la selva. En el Elephant Camp no hay safaris a lomos de los elefantes. Las rutas por la selva son a pie y un par de elefantes escoltan al grupo. Por un lado su sola presencia ya garantiza la seguridad, y por otro lado los elefantes son muy sensibles a cualquier «amenaza» que pueda merodear a gran distancia, por lo que sus «mahouts»  (los guías de los elefantes)  siempre están al tanto de lo que ocurre a vuestro alrededor en la selva.  Una actividad esencial en el cuidado de los elefantes es la recogida de hierba con los mahouts donde podréis apreciar la complicidad que hay entre ellos y sus elefantes y también podréis ayudar en la dura recogida de esta hierba alta. En el río disfrutaremos del baño de los elefantes, viendo como disfrutan de su actividad preferida mientras tomamos un aperitivo en la orilla del río Narayani. Nos explicarán por qué y cómo se trabaja en el Elephant Camp y también aprenderemos a confeccionar el «kuchi», una especie de comida para los elefantes. Es importante que tengáis en cuenta que estas actividades pueden variar en función de la meteorología y de las necesidades en el cuidado de los elefantes. Los elefantes son animales grandes y aunque prácticamente nunca ocurre nada, solo por su tamaño son potencialmente peligrosos, por lo que está prohibido tocarlos si no lo autoriza el mahout que siempre velará por la seguridad durante toda vuestra estancia.  Hay que llevar ropa adecuada, os recomendamos llevar prendas de colores discretos, como marrones, ocres, verdes, que alertarán menos a la fauna salvaje así como pantalones largos, camiseta de manga larga, y calzado cerrado. Así mismo unos pequeños prismáticos pueden ser de gran ayuda, ya que hay que recordar que por muy acostumbrados que estén los animales a nuestra presencia, esto no quita que sean animales salvajes y que mantengan las distancias. No esperéis que los animales salten por delante vuestro a dos metros de distancia, estáis en un espacio natural, no en un parque cerrado. En Chitwan hace años que no se detectan casos de malaria, pero es un entorno de humedales por lo que hay mosquitos. No os olvidéis el repelente de insectos. Noche en Chitwan.

Día 14.08/ P.N. Chitwan – Katmandú

Si no habéis optado por regresar a Katmandú en avión, después del desayuno, os espera una jornada larga de carretera. Retomaremos primero la carretera a Mugling donde encontraremos la ruta de Pokhara a Katmandú. Esta carretera es el eje principal del país y tiene tráfico intenso sobre todo a medida que nos vayamos acercando a Katmandú. Últimamente la situación está algo peor ya que se están realizando obras en la entrada de la ciudad. Aunque nunca se sabe lo que va a durar la jornada por carretera, haremos las paradas rigor para descansar y tomar un té o un refresco y naturalmente para comer. Si vamos bien de tiempo haremos una breve visita a un pequeño poblado rural llamado Bishaltar que aún conserva muy bien las casas tradicionales y el estilo de vida tranquilo, muy ligado a las cosechas de la tierra, aun estando justo al lado de la concurrida carretera de Katmandú a Pokhara.  Muy cerca nos encontramos con uno de los típicos puentes colgantes sobre el rio Trisuli. Este puente es de los largos y es toda una experiencia cruzarlos. Este tipo de puentes han supuesto un gran avance en la comunicación entre poblaciones en un país sin carreteras, y se encuentran habitualmente en las rutas de trek por Nepal. Nuestro hotel en Katmandú está tocando el barrio de Thamel, el barrio turístico y de mochileros por excelencia, con muchos restaurantes, bares, guest houses, y tiendas de todo tipo, ideal para disfrutar nuestra tarde libre comprando, callejeando o descansando. Noche en Katmandú. NOTA: En opción se puede regresar de Chitwan a Katmandú en avión, por lo que se os trasladaría al aeropuerto de Bharatpur para tomar el vuelo y se os recogería a la salida de la terminal doméstica del aeropuerto de Katmandú para llevaros a vuestro alojamiento.

Día 15.08/ Katmandú, visita guiada

Nuestras visitas son un poco especiales y desde luego no vamos a toque de pito, así que el ritmo de la misma lo marcáis vosotros. Empezaremos muy pronto por la mañana. Después de un desayuno rápido, nos desplazaremos a Pashupatinath para intentar estar ahí a las 8.00. Pashupatinath es el templo hindú de más importancia en Nepal donde se realizan las cremaciones en los ghats sobre el rio sagrado (y contaminado) Bagmati. Un lugar muy sagrado y también, como no podría ser de otra manera, muy mercantilizado, aunque no por eso debéis ser menos respetuosos y prudentes tanto en lo que refiere a vuestra conducta como a la realización de fotografías, esto no es un espectáculo. Es en la primera hora de la mañana o al anochecer cuando este lugar concentra su mayor actividad local y cuando se puede respirar su auténtica atmósfera, nada que ver con la del resto del día, precisamente cuando llegan los grandes grupos de turistas. Después de la visita nos desplazaremos a Bouddhanath, o simplemente Bouddha, andando. No está excesivamente lejos, nos llevará unos 45 minutos andando tranquilamente y teniendo en cuenta que os vais a detener de vez en cuando a tomar alguna foto. De camino pasaremos por un pequeño puente, con algunos ghats sobre el río y, en definitiva, andaremos por el Katmandú local, la ciudad «real», apartada del turismo. Ya llegando a Bouddha, pasearemos por las callejuelas del barrio, porqué Bouddha es mucho más que su estupa, es todo un barrio que concentra la comunidad de refugiados tibetanos más numerosa de Nepal, con tiendas de parafernalia budista y un buen número de monasterios, muchos de los cuales se pueden visitar libremente. La estupa de Bouddha es la gran estupa que se ha convertido en motivo iconográfico de Nepal con derecho propio. Se encuentra dentro de una gran plaza con algunas tiendas, cafés y restaurantes. Como nos llegará la hora de comer aquí, os recomendamos algunas de las azoteas de los restaurantes adyacentes y disfrutar de la vista sobre el recinto, ya sea antes o después de la visita. Los fieles rodean la estupa en el sentido de las agujas del reloj, así que os podéis animar a ello y aprovechar para hacer girar algunos -¡no todos!- de los centenares de molinos de oración que la rodean. Se puede acceder a sus primeros niveles exteriores, y se puede observar desde los templos de Tsamchen o Guru Lhakhang. Después de Bouddha nos trasladamos al otro extremo de la ciudad, hacia un pequeño templo conocido como Teku Temple. No vais a ver ningún turista aquí, o no demasiados. El Teku es un templo puramente local, donde los vecinos vienen a hacer sus ofrendas, rezar, o simplemente pasear y charlar un rato entre ellos. Es un templo algo curioso y muy tranquilo. Disfrutadlo. Al atardecer nos desplazamos al templo Swayambhunath, conocido también como el templo de los monos por razones obvias, con otra bella e icónica estupa acompañada de  templos hinduistas, en una clara demostración de la mezcla de culturas y religiones. Swayambhunath se encuentra encaramado a una colina dominando la ciudad y accederemos a él por las empinadas escaleras que dan a ella. A parte del conjunto templario, forma un pequeño parque que se extiende hacia la carretera de circunvalación (Ring Road) por el oeste donde se encuentra el acceso que suelen utilizar los grupos de turistas, con el Amideva Buddha Park al que vale la pena acercarse si hay tiempo. Noche en Katmandú.

Día 16.08/ Katmandú, día libre u opciones

Hoy tenéis todo el día para disfrutarlo a vuestro aire. Podéis por ejemplo visitar la Plaza Durbar de Katmandú, muy cerca de vuestro alojamiento. No es exactamente una plaza, sino un conjunto urbano de plazas y calles, templos y palacios, tiendas y comercios, repleto de vecinos atareados en su trabajo. Es en la plaza Durbar donde vive la Kumari Devi (reina diosa), la diosa viviente encarnada en una niña, que ocupa este palacio junto con su familia desde los 4 años hasta la pubertad, y que sólo es posible ver unas seis veces al año en sus apariciones públicas. Los nuevos presidentes de la república (antes los reyes) reciben su bendición, aunque hay varias Kumaris de menos importancia esparcidas por todo el valle de Nepal.  Si os interesara alguna de nuestras opciones, como el vuelo panorámico al Everest, os rogamos nos lo comuniquéis cuanto antes, a ser posible, aunque no imprescindible, antes de llegar a Nepal, para poder efectuar las reservas convenientes y organizar a nuestro equipo. Y para cuando estéis saturados del bullicio de Katmandú, podéis visitar el Dream’s Garden, un pequeño jardín de estilo occidental (se paga entrada) cerca del límite de Thamel por Tridevi Marg, con un par de bonitos restaurantes y un lugar muy relajante. Noche en Katmandú.

Día 17.08/ Katmandú – Vuelo de regreso – Llegada a Barcelona

Ya estáis en vuestro último día en Nepal, bueno…. esperamos que no sea el último y que volváis a visitarnos algún día.

Os recogeremos con unas tres horas de antelación respecto al horario de salida de vuestro vuelo. Hoy  salís muy pronto por la mañana, así que pediremos que os dejen preparado un pequeño bufet frío con café y té. Vuelo de regreso y llegada a ciudad de origen.


INCLUYE

  • Vuelo internacional
  • Uso de vehículo privado para todos los transfers de aeropuertos, viaje y visitas
  • Vuelo de Katmandú a Pokhara
  • Guía Exode local de habla española durante todo el viaje.
  • 1 noche en régimen de alojamiento con desayuno en Bhaktapur en el Khwapa Chhen
  • 1 noche en régimen de alojamiento con desayuno en Dhulikhel en el Dhulikhel Lodge Resort
  • 1 noche en régimen de alojamiento con desayuno en Patan en el Swotha Traditional Homes o en el Newa Chén
  • 1 noche en régimen de alojamiento, cena y desayuno en Hemja en el Monasterio Pema Ts’al Sakya
  • 1 noche en régimen de alojamiento con desayuno en Pokhara en el Batika
  • 2 noches en régimen de alojamiento con desayuno en Bandipur en el Old Inn
  • 1 noche a pensión completa en Chitwan, en el Elephant Camp con programa de actividades
  • 3 noches en régimen de alojamiento con desayuno en Katmandú en el Mandala Boutique Hotel
  • Entradas a: Bhaktapur, Changu Narayan, Plaza Durbar de Patan, Golden Temple, Mahabuddha Temple, Rudravarna Maharivar, Museo de Patan, Pashupatinath, Bouddhanath y Swayambhunath
  • Seguro básico de viaje

ALOJAMIENTO

En nuestros viajes buscamos las experiencias, las emociones, por eso priorizamos la elección del destino, del lugar, y luego vemos que alojamientos están disponibles. Los escogemos entre la oferta posible por diferentes motivos: amabilidad, calor, proximidad, calidad y cantidad del desayuno, y sí, también, relación calidad precio y el trato que dan a nuestro staff; y hay lugares donde tampoco hay tanto donde escoger, por eso la calidad puede ser variable, y porque algunos alojamientos nos gustan por una cosa y otros por otra. Hay que tener en cuenta que en Nepal y debido a los cortes de luz no suele haber ascensor (sólo en alguno de  los hoteles de alta gama) y no suele haber gel de baño y champú, aunque sí jabón. Siempre hay que tener en cuenta que los hoteles descritos aquí son los previstos, pero si por cuestiones de disponibilidad o cualquier otra causa no fuera posible alojarse en ellos, se buscarán alternativas similares. Naturalmente podemos adaptarnos a niveles superiores (si los hay) o de inferior calidad bajo demanda.

KATMANDÚ, Mandala Boutique Hotel
Esa es nuestra primera opción en Thamel. Es un hotel recientemente reformado y de estilo tibetano, ha sabido combinar en su decoración elementos tradicionales con el confort que un hotel renovado necesita. Lo que más nos gusta es su tranquilidad y la luminosidad en todo el edificio, habitaciones incluidas, cuyos armarios están hechos a mano en madera y decorados con policromía de motivos tibetanos, cada uno diferente. Cada piso dispone de un espacio exterior con sofás o sillas para relajarse o fumar, así como un bonito y tranquilo jardín justo a la entrada del establecimiento. Está situado al sur de Thamel, que tenéis justo saliendo a mano izquierda, y al norte de la plaza Durbar. mandalaboutiquehotel.com.np

KATMANDÚ, 1905 Suites & Restaurant (en opción) En opción con un incremento de $65 por noche y habitación doble
Este establecimiento es especial, una antigua pequeña casa palaciega rehabilitada con muy pocas habitaciones, todas ellas muy espaciosas y todas ellas diferentes. Ha abierto muy recientemente y sus propietarios han cuidado con esmero la rehabilitación y su puesta a punto. Se encuentra no lejos de Thamel, en un entorno mucho más tranquilo y con un pequeño parque justo enfrente. Tiene un bonito y relajado jardín donde se encuentra la cafetería y es un buen lugar para disfrutar tranquilamente..facebook.com/1905Kathmandu/

PATAN, Newa Chhen
Construido en un edificio de ladrillo y madera en estilo Malla, alrededor de un bonito jardín en la zona norte de la plaza Durbar de Patan, con una atmosfera particular. Las habitaciones son diferentes, manteniendo el estilo tradicional de una construcción de este tipo. Cerca de todo, permite descubrir el centro histórico de esta bonita ciudad a pocos pasos del alojamiento, con la Plaza Durbar y la zona del museo al sur, y la ciudad vieja justo enfrente. newachen.com

PATAN, Swotha Traditional Homes
Situado estratégicamente en un pequeño callejón en el centro histórico, a cuatro pasos de todo, con la zona del museo y la Plaza Durbar saliendo a la izquierda, y Patan Dhoka, toda la ciudad vieja, justo enfrente. Es un «Heritage Hotel» en un precioso y antiguo edificio newar restaurado donde se nota que se han cuidado los detalles. Cuenta con muy pocas habitaciones, que son espaciosas y cálidas en su decoración. El desayuno es muy completo, y cuenta con una pequeña terraza. traditionalhomes.com.np

BHAKTAPUR, Khwapa Chhen
Es un pequeño hotel de 12 habitaciones en un antiguo edificio de estilo tradicional. Situado justo al lado de la entrada principal de Bhaktapur en una calle estrecha por la que no circulan coches, por lo que es bastante tranquilo y silencioso. Si bien no tiene jardín, su azotea es tranquila y con unas vistas insuperables sobre la plaza Durbar de Bhaktapur y los alrededores. khwapachhen.com

BHAKTAPUR, Heritage Bhaktapur En opción con un incremento de $120 por noche y habitación doble
Se encuentra a 7 minutos de la plaza Durbar de Bhaktapur en un precioso edificio. Su fundador y propietario es un gran enamorado de Bhaktapur, ciudad en la que tiene profundas raíces familiares. En sus edificios se emplearon partes de antiguos edificios en demolición, algunas de las cuales pertenecieron al palacio real, así como trabajos de artesanos locales a los que se apoya y reconoce. http://www.hotelheritage.com.np

DHUKLIKHEL, Dhulikhel Lodge Resort
Es un bonito hotel con un trato muy amigable por gente que adora su tierra. Construido de forma descendente en la ladera de la montaña, dispone de amplios jardines, uno de los cuales, más apartado, es perfecto para hacer meditación. Podréis disfrutar de unas impresionantes vistas sobre el Himalaya. Desde el hotel se pueden hacer pequeños paseos por el entorno rural y visitar Dhulikhel Bazar, la antigua población newar. dhulikhellodgeresort.com/

POKHARA, Hotel Batika
Situado en el lado de Baidam en Lakeside, este es un nuevo hotel situado muy cerca del lago. Cuenta con muy buen staff, profesional y muy atento al viajero e incluso ascensor, lo que aun es una excepción en Nepal. Sus habitaciones están bien cuidadas, limpias y son luminosas. Disponen de aire acondicionado y una pequeña terraza con una mesita y sillas. Su ubicación es ideal, ya que en tan solo dos pasos te encuentras situado en la avenida que constituye el eje neurálgico de Lakeside. hotelpokharabatika.com

POKHARA, Temple Tree  (en opción) En opción con un incremento de $65 por noche y habitación doble
Un hotel de alta gama en Lakeside cerca de todo. El edificio es moderno y muy bonito, muy bien cuidado, con alta calidad en todos sus detalles y, claro, un precio acorde. Es realmente un alojamiento para relajarse durante unos días, dispone de un amplísimo jardín con una piscina increíble, habitaciones cálidas, bien decoradas con gusto en los detalles y un spa con diversidad de tratamientos. Es sin duda uno de nuestros alojamientos favoritos en Pokhara por su especial atmósfera. La ventaja de este alojamiento radica en su ubicación en Lakeside, por lo que no hace falta coger vehículo para salir de paseo, comprar,…  mientras que otros establecimientos del mismo estilo se encuentran muy apartados del centro. templetreenepal.com

HEMJA (Pokhara), Hotel del Monasterio de Pema Ts’al Sakya
Este es un alojamiento especial, claro. Se trata del alojamiento que se encuentra dentro del monasterio budista de Pema Ts’al Sakya, donde se ofrece educación gratuita a muchos niños y huérfanos procedentes de familias de refugiados tibetanos, de zonas remotas de montaña y sin recursos. El alojamiento es de nueva construcción y se trata de un hotel en toda su regla. Todos los ingresos que genera el alojamiento se destinan íntegramente a la manutención de los escolares. pematsal-sakya.org

BANDIPUR, Old Inn. Está localizada en el corazón del antiguo bazar de Bandipur en dos antiguos edificios restaurados de ladrillo rojo y madera del clásico estilo newar. Dispone de jardines en terraza y un jardín secreto en la azotea. Todas las habitaciones son diferentes y confortables y los dueños han tenido cuidado en no «modernizar» demasiado el edificio aunque ello supusiera no disponer de lo más avanzado. theoldinnbandipur.com

ALOJAMIENTO EN CHITWAN Hemos apostado firmemente por un turismo de menor impacto en zonas sensibles medioambientalmente y trabajar con organizaciones que garantizan un buen rato y respeto hacia los animales. En este sentido todas nuestras visitas al Parque Nacional de Chitwan se realizarán en el Elephant Camp, una iniciativa reciente auspiciada por el Elephant Aid International, donde tienen cuidado de una docena de elefantes tratados con esmero. Gozan de mayor libertad y disfrutan de mucho espacio para ellos. En el Elephant Camp no hay safaris a lomos de los elefantes. Las rutas por la selva son a pie con un par de elefantes de escolta en el grupo. Por un lado su sola presencia ya garantiza la seguridad, y por otro lado los elefantes son muy sensibles a cualquier «amenaza» que pueda merodear a gran distancia, por lo que sus mahouts siempre están al tanto de lo que ocurre a vuestro alrededor en la selva. En el Elephant Camp las condiciones de alojamiento son rústicas. Fuera del monzón el alojamiento se efectúa en confortables tiendas de campaña dobles, con camas individuales y baño privado, con corriente eléctrica y agua caliente, aunque no en abundancia ni durante las 24 horas, aunque suele hacer calor, por lo que quizás prefiráis el agua «fría». Durante la época del monzón, normalmente de junio a septiembre, el alojamiento se realiza en lodge pero siempre manteniendo la máxima integración en la naturaleza y en condiciones rústicas. No hay aire acondicionado pero sí hay ventiladores. Tened en cuenta que en Chitwan hace calor y humedad. Hay que llevar ropa adecuada, os recomendamos llevar prendas de colores discretos, como marrones, ocres, verdes, que alertarán menos a la fauna salvaje así como pantalones largos, camiseta de manga larga, y calzado cerrado. En Chitwan hace años que no se detectan casos de malaria, pero es un entorno de humedales por lo que hay mosquitos. No os olvidéis el repelente de insectos. tigertopselephantcamp.com


 


APUNTATE A NUESTRA
NEWSLETTER




BLOG
Estrenamos web : )

Estrenamos web en Èxode Viatges.

Hay que adaptarse, renovarse y actualizar nuestros caminos....