LIBANO CLÁSICO 13/04

Líbano
  • De un vistazo

    • en Grupo

    • 10 dias

    • Vuelo incluido

    • Guia Local
      Guia Castellano

    • MiniVan

    • Hotel
  • ¿Qué encontrarás?
    • Aanjar, probablemente una de las antiguas ciudades Omeyas mejor conservadas..
    • Los magníficos parajes de montaña en el Monte Hermon y Bcherri
    • Baalbeck, yacimiento arqueológico, Patrimonio de la Humanidad, rodeado de preciosas montañas, atesora una historia de más de 3000 años
    • Beirut con su centro histórico reformado, iglesias y mezquitas de la época
  • desde
    1.465€
    + TASAS

Un  pequeño país con muchos contrastes. Una cultura muy rica y diversa, de origen predominantemente fenicio, arameo y árabe, pero con grandes influencias occidentales.


PRECIO POR PERSONA

Precio por persona en habitación doble 1.465 €
Suplemento habitación individual 385 €
Excursión opcional Qana – Echmoun – Qalaat Arnoun 75 €
Otros suplementos y opcionales Consultar ficha pdf


ITINERARIO

Día 13.04/ Ciudad de origen – Vuelo a Beirut

Salida en vuelo internacional. Llegada y trámites para la obtención del Visado. Traslado al hotel y alojamiento.

Día 14.04/ Beirut: Visita

Día dedicado a recorrer Beirut, la ciudad que se resiste a morir, la metrópoli cosmopolita por excelencia del Mediterráneo Oriental. Los restos de ruinas milenarias se alternan con edificios parcialmente destruidos por la guerra civil (1975-1990) y rascacielos de última generación, mientras mezquitas e iglesias, musulmanes y cristianos de todas confesiones compiten por llenar el resto. Un paseo por Beirut es una visita en sí misma, pues la libertad de credos y mezcla de culturas nos inunda sin darnos cuenta, aunque algunos lugares como el Museo Arqueológico Nacional merecen realmente la pena. El centro de atención arquitectónica y vital se dirige inevitablemente hacia Solidere, el centro histórico en reconstrucción desde hace 15 años y que es el corazón del Beirut de los cafés, restaurantes y pubs nocturno. Continuamos con un tour por el paseo marítimo, la Roca de las Palomas (Raouche), la avenida Al-Hamra y finalizamos en la zona en vías de reconstrucción, mas conocida por el acrónimo Solidere cuyo centro es la Place de l’Etoile y donde se encuentran iglesias y mezquitas antiguas como la iglesia de San Juan Bautista reconvertida en Mezquita de Omar tras la expulsión de los cruzados.  Alojamiento y desayuno en hotel de Beirut.

Día 15.04/ Beirut – Sidón – Tiro – Beirut

Amanecemos en la capital. Excursión a Sidón y Tiro. En Sidón, una de las más eminentes ciudades fenicias del pasado visitamos restos de época medieval, islámicas y cruzadas asi como de época otomana. La fortaleza del mar, símbolo de la ciudad y pintoresca como pocas, se remonta al S.XIII durante las cruzadas. Un paseo por el zoco cubierto todavía anclado en el pasado nos lleva a descubrir pequeñas mezquitas, caravasares, cafés y hammams, entre los que destacamos la Mezquita Omeya y el Caravasar de los Francos. Proseguimos hacia Tiro, principal ciudad fenicia en la época dorada de expansión mediterránea, tomada posteriormente por Alejandro Magno en su campaña contra los persas. Visitamos los dos conjuntos de ruinas de épocas greco-romana y bizantina (el Cardo Máximo, la necrópolis, el hipódromo, etc.). Un pequeño paseo por la parte antigua nos lleva hasta el puerto pesquero y restos del barrio cristiano entre tiendas del zoco. Regreso a Beirut y alojamiento y desayuno en hotel de Beirut.

Día 16.04/ Beirut – Grutas de Jeita – Estelas de Nahr el Kalb – Harissa – Beirut: visita

Salida en dirección al norte de Beirut para visitar las fantásticas grutas de Jeita, que se componen de una parte superior que se visita a pie y otra inferior que se visita en barca. A continuación, breve parada junto al rio Lycos para visitar las estelas dejadas por egipcios, asirios y por los últimos imperios que han dominado la región. Tiempo para visitar el convento de Nuestra Sra. de Harissa, virgen protectora del Líbano, a donde se puede ascender en teleférico o por carretera. Regreso a Beirut. Alojamiento y desayuno en hotel de Beirut.

Día 17.04/ Beirut – Valle Bekaa – Anjar – Baalbeck

Salida hacia al Valle de la Bekaa con vistas panorámicas sobre la mitad interior del país.  En el centro del valle parada en Anjar para visitar los restos de la ciudad omeya del S VIII, delicadamente conservados en un entorno natural de gran belleza. Continuación al norte y visita del conjunto de templos romanos de Baalbeck, el más monumental y bien conservado de cuantos se construyera bajo el Imperio Romano, situado en pleno Valle de la Bekaa con vistas al Monte Líbano y al Antilibano, el monumento por excelencia, la mayor obra sacra construida por el Imperio Romano en Oriente, donde destacan el llamado Pequeño Templo de Baco, mayor y mejor conservado que el mismo Partenón, y el Gran Templo de Júpiter que domina majestuosamente el Valle de la Bekaa. Alojamiento y desayuno en Baalbeck.

Día 18.04/ Baalbeck – Afqa – Bcherri, Cedros y Mar Lychee en Wadi Qadisha – Tripoli

Ascendemos Ascendemos el Monte Líbano para visitar la gruta de Afqa, nacimiento del rio dedicado al dios Adonis. Traslado posterior al bosque de Cedros situado sobre Bcherri y al pie de Qornet el Sawda, la cima del Monte Líbano, para disfrutar de una de las ultimas reservas de cedros libaneses centenarios y milenarios. Descenso al valle de Qadisha para visitar uno de los monasterios maronitas que se remontan a la era medieval.   Salida en dirección a Trípoli. Alojamiento y desayuno en Hotel de Trípoli o en Monasterio Maronita de Wadi Qadisha.

Día 19.04/ Tripoli – Byblos – Beirut

Visita de Trípoli, señorial y decadente, renovada y caótica al mismo tiempo. El Castillo de Saint Gilles con vistas panorámicas sobre la ciudad abigarrada, nos recuerda el pasado violento de las Cruzadas, mientras que su popular y ruidoso mercado tradicional árabe nos devuelve a un presente más vital pero no menos incierto. Traslado a la pintoresca población pesquera de Byblos donde destaca el yacimiento arqueológico de lo que según la Biblia fue la ciudad más antigua de la Humanidad, con restos que abarcan 7 milenios sucesivos, desde el neolítico hasta la época cruzada.  Alojamiento y desayuno en hotel de Beirut.

Día 20.04/ Beirut – Deir el Qamar – Beiteddin - Beirut

A continuación, excursión al Monte Líbano en la región del Chouf donde cohabitan cristianos y musulmanes drusos, y donde visitamos la pintoresca población de Deir el Qamar y el Palacio de los emires de Beiteddin, máximo exponente de la arquitectura libanesa tradicional de los S.XVII y XVIII. Resto del día dedicado a visitar Beirut. Alojamiento y desayuno en hotel de Beirut.

Día 21.04 /Día libre en Beirut o Excursión opcional: Qana-Echmoun -Qalaat Arnoun

Día libre en Beirut.  Alojamiento.

Excursión opcional: Qana-Echmoun -Qalaat Arnoun. Traslado al sur para visitar el lugar donde se cree que se produjo el episodio bíblico de las bodas de Qana con indicios arqueológicos que demuestran la importancia del lugar. Continuación al templo fenicio de Echmoun, único templo conservado de los fenicios en su tierra natal. Visita de la fortaleza de Beaufort, un mirador medieval cruzado sobre el valle de Bekaa, el Monte Hermon y los Altos del Golan. Alojamiento y desayuno en hotel de Beirut.

Día 22.04/ Beirut – Vuelo de regreso – Llegada a ciudad de origen

Desayuno, a la hora indicada regreso al Apto. Salida en vuelo internacional. Vuelo de regreso y llegada a ciudad de origen.



INCLUYE

  • Vuelo internacional
  • Asistencia y traslados Aeropuerto – Hotel – Aeropuerto
  • Alojamiento y desayuno en hoteles mencionados según ruta elegida
  • Transporte todos los días en minibus con conductor de habla hispana
  • Guía local permanente de habla hispana durante todo el circuito a partir de 8 pax
  • Seguro básico de viaje

ALOJAMIENTO

BEIRUT:
Opción Primera: Plaza Hotel o Germs Hotel
Opción Lujo: Hotel Bristol 5*

BAALBECK:  Hotel Kanaan 3* o Palmyra Hotel (histórico)
TRÍPOLI: Hotel Quality Inn 4* o Hotel Vía MinA 4*

 (*) El hotel Palmyra en Baalbeck es especial por la situación y la historia propia del hotel, el servicio es básico y su mantenimiento es austero, pero lo consideramos siempre como un lugar especial para esa noche. Si lo valoramos según los estándares habituales es un alojamiento que dependiendo la habitación asignada es muy justo en calidad. Pero des del hotel (no necesariamente la habitación) se ve la columnata del templo de Baalbeck. El resto de hoteles del lugar no ofrecen tampoco excesiva mejora. El Palmyra lo podríamos definir como un hotel museo, donde a veces hasta el personal parece ser de cuando lo inauguraron a finales del siglo XIX. sí, sí a finales del XIX…


APUNTATE A NUESTRA
NEWSLETTER




BLOG
Grandes Rincones – Japón – Sakura y Hanami

Japón es único, un destino que no deja indiferente a nadie con la particularidad de su...