OASIS DEL SUR Y LAS DUNAS DE CHEGAGA

Marruecos
  • De un vistazo

    • en Grupo

    • 8 dias

    • NO incluido

    • Guia Local

    • 4x4

    • Hotel
      Casa Local
  • ¿Qué encontrarás?
    • Magnífico oasis del palmeral del valle del Draa
    • Valle del Oumnila, sus bonitas Kasbash y graneros
    • Paisajes dignos de películas, mares de dunas, llanuras pedregosas y pequeños oass
    • La majestuasidad de Marrakech con sus aromas, sonidos y sensaciones irrepetibles.
  • desde
    1.035€
    + VUELO

Un recorrido único y exclusivo que descubre lugares poco visitados, podrás despertar los sentidos conociendo una cultura diferente.


PRECIO POR PERSONA

Vuelo internacional Consultar
Precio por persona grupo de 4 a 8 viajeros 1.035 €
Suplto. habitaicón individual 280 €
Otros suplementos y opcionales Consultar ficha pdf


ITINERARIO

Día 1/ Vuelo de Barcelona a Marrakech

Salida del vuelo a Marrakech, llegada y traslado al Riad en la medina. Resto del día libre.

Día 2/ Marrakech

Desayuno. Día libre para descubrir la ciudad. Marrakech es una ciudad llena de contrates donde podremos ver sus lugares emblemáticos como La Koutoubia, el Palacio de la Bahia, las tumbas Saadies, su increíble medina, y la plaza Djem El Fna, donde por la noche la podremos ver en toda su vitalidad. Alojamiento,

Día 3 / Marrakech – Valle Tasout (Atlas) – Hara (adz)

Desayuno. Salida a las ocho de la mañana para dirigirnos hacia las grandes montañas del Gran Atlas. En Ait Tourirt comienzan las primeras ascensiones a las montañas de Atlas con continuas curvas que nos llevarán a subir a un primer puerto desde el que hay una preciosa vista del valle. Comenzaremos la ascensión del puerto de Tizi N’Tichka donde disfrutaremos de sus bellos paisajes y sus casas de adobe. Pararemos a tomar té desde un lugar en el que la vista es extraordinaria pudiendo ver cascadas en la otra vertiente. Una vez completemos la ascensión al puerto del Tichka, comenzaremos el descenso hasta llegar al pueblo de Telouet, donde pararemos para visitar el palacio del Glaoui, que fue la persona más importante después del sultán. Almuerzo. Continuaremos hasta llegar al Valle de Oumnila, donde destacan sus numerosas Kasbahs. Seguiremos hasta salir de las montañas y encontrarnos con Ait Benhaddou, Patrimonio de la Humanidad. Almuerzo. Llegaremos a Ouarzazate y nos dirigiremos hacia Agdz. Cruzaremos el Sargrho, unas preciosas montañas cuyo pico más alto es el Amaion Mansour con 2.712 metros. Bajaremos por el puerto de Tizi nTinififft, desde donde podremos ver a lo lejos el monte Kisane, donde nace el valle del Draa, el palmeral más grande de todo el país con una extensión de 200 kms. Nos dirigiremos a Hara Oasis, que está ya muy cerca y que es un fantástico alojamiento situado al lado de un antiguo pueblo judío abandonado, el río y el palmeral. Cena y alojamiento.

Día 4 / Hara (Agdz) – Zagora – Erg Chegaga

Tras Después del desayuno, nos dirigiremos a Tamnougalt para continuar por la nueva carretera que va bordeando el palmeral por la derecha y como va a más altura, la vista en todo momento es espléndida.  Pasaremos algunos pueblos de barro muy bonitos. Llegaremos a una carretera para enseguida coger la general y continuar hacia la capital de la provincia que estamos recorriendo. Entraremos en Zagora capital de la provincia que estamos recorriendo y continuaremos hacia el sur.  Atravesaremos Tagounite, pueblo militarizado con varios cuarteles. Lo dejaremos atrás y ascenderemos el puerto de Ben Sliman. En esta carretera se rodaron algunas secuencias de la película el cielo protector. Desde arriba del puerto, al mirar hacia atrás la vista de todo el palmeral es espléndida y al seguir hacia adelante, la línea del horizonte ya pertenece a Argelia. Descenderemos para llegar de nuevo al oasis del Draa, y tras pasar Ouled Driss, pararemos a comer en el hotel Le Pacha, un lugar muy bonito donde se come muy bien. Continuaremos hasta Mhamid, lugar donde finaliza la carretera y la civilización.
Ante nosotros solo el desierto. Nos adentraremos por una pista que entrará en una zona de dunas no muy altas pero que habrá que pasar con el consiguiente riesgo de atasco, pero el guía está acostumbrado y conduce bien. Al dejar las dunas atrás, se abrirá ante nosotros una gran hamada (llanura de piedras) que abarcará todo el horizonte, aunque por nuestra derecha llevaremos siempre las montañas del Bani. Circularemos como una hora por este impresionante lugar y llegaremos al oasis Sagrado, unas pocas palmeras en las que había un morabito. Allí nace el agua del suelo y va a morir nuevamente entre la tierra unos cientos de metros más adelante.

Aquí cambiaremos de rumbo para dirigirnos a las moles que vemos en el horizonte y que se van haciendo cada vez más grandes. Parecen montañas, pero en realidad son las dunas de Chegaga.  Es la mayor extensión de dunas de todo el país y como el acceso es complicado, pues no hay mucho turismo afortunadamente ya que el desierto es la soledad, la grandeza y no la masificación. Nos alojaremos en un campamento tradicional adecuado, para tener la mayor comodidad posible. El baño está aparte. Si el tiempo lo permite a la llegada podremos ver la puesta del sol. Cena y alojamiento.

 

Día 5 /Erg Chegaga – Tamnougalt – Hara (Agdz)

Por la mañana temprano, podéis daros un buen paseo entre las dunas pudiendo ver un bonito mar de dunas desde lo alto de ellas. Cuando nos pongamos nuevamente en marcha con nuestro coche, comenzaremos a recorrer las estribaciones de las dunas y las iremos bordeando por un gran río de arena de 20 kms. A continuación, pasaremos unas dunas bajitas con arena y entraremos en el lago Iriki, una gran extensión plana, con dunas en su interior. Es muy bonito y muchas veces se pueden contemplar espejismos que parecen realmente lagos llenos de agua. Seguiremos por la pista del Dakar y por caminos menos usados, pero más bonitos, llegaremos a una zona en la que hay muchas piedras grises y todas con fósiles.

Desde allí, cerca de las montañas Mdaouer, que se recortan con su silueta típica del desierto, cogeremos otro camino que pasará por un pequeño oasis donde hubo algún campamento. De allí rápido por un camino algo pedregoso saldremos a la carretera, girando a la derecha para ir a Foum Zguid. Comeremos en un chiringuito de esta localidad. De Foum Zguid seguiremos por la carretera dirección norte hasta tomar el desvío hacia Agdz que está antes de llegar a Tazenakht. La carretera asciende por un puerto en el que arriba del todo hay una mina y también bonitas montañas. Luego la carretera discurre por una larga llanura franqueada por montañas antes de entrar en Agdz y de allí, directamente nos iremos al hotel de Hara Oasis, para intentar ver la puesta del sol con el monte Kisane reflejado en el río.

Día 6 / Hara – Ouarzazate – Oasis de Skoura

Desayunamos a luz de la mañana tendremos una preciosa vista de la kasbah del Caid Alí. Dicha kasbah está situada encima del pueblo de Tamnougalt, al que nos dirigiremos para visitar uno de los conjuntos de pueblo y kasbah más bonitos de todo el sur marroquí, la Kasbah de Tamnougalt del siglo XVI, que visitaremos por ser realmente interesante. Su nombre “Tamnougalt” según fuentes y lenguas de algunos aborígenes del Norte de Africa, significa “encrucijada” y, de hecho, eso es lo que representó ese lugar en tiempos memorables, un centro de encrucijadas, de caravanas que venían del Africa subsahariana. Daremos un pequeño paseo por la parte derruida primero y luego haremos una visita de pago directo para conocer la Kasbah del Caid que es una preciosidad. y recorrer el pueblo. La vista desde arriba es sorprendente, hacia el sur todo el palmeral como si fuera una selva y hacia el norte, la bonita silueta de la kasbah del Caid Alí. Desde aquí iremos a Agdz para ver la antigua cárcel de la ciudad si no nos dio tiempo el otro día. Después dejaremos atrás la ciudad para comenzar a subir por una sinuosa carretera, las estribaciones de las montañas del Sarhro. Aquí habitan las tribus Ait Atta y los Ait Sedrat, bereberes fundamentalmente nómadas, aunque ya hay algunas pequeñas poblaciones donde se han ido sedentarizando (Iknioum cerca de las altas cumbres y Ait Saoun al lado de la carretera por la que pasaremos). Entraremos en Ouarzazate para comer primero y para aprovechar el día y visitar a continuación el Ksar Taouirirt, aunque de todo el complejo se visita una pequeña parte de este Patrimonio de la Humanidad. Continuaremos el camino para dirigirnos a Skoura, un gran palmeral que, enmarcado por el imponente macizo del M’Goum al norte, y la árida cadena del Jebel Saghro al sur, el extenso oasis de Skoura, con más de 700.000 palmeras, se destaca como un importante enclave de verdor y de vida en la árida meseta que conforma el bajo valle del Oued Dades, en su lucha por encontrar un paso hacia el sur, y convertirse así en el Draa. Pero hay un elemento diferencial entre Skoura y el resto de palmerales que jalonan el escalón sur del Alto Atlas: la gran concentración de kasbahs que se diseminan por todo el oasis y sus inmediaciones, habiendo catalogadas casi centenar y medio de estas construcciones. No obstante, el Oasis de Skoura sigue mereciendo una visita pausada, siendo uno de esos lugares que emanan una belleza especial donde uno se transporta a otras épocas y el tiempo parece detenerse. Un lugar donde las prisas carecen de sentido. Nos dirigiremos directamente a visitar la impresionante kasbah de Ameridil. La Kasbah, más que por su belleza y es de las más bonitas, se ha hecho famosa por salir en los billetes de 50 dh. Haremos la visita del Riad, que debe enseñároslo Reda, si está con otra visita, esperarle porque lo explica realmente bien, y después, si os apetece, la de la kasbah con Ismail. Ambas son de pago y verdaderamente interesantes las visitas, no solo por lo que veremos que será precioso sino por las explicaciones que nos darán y que nos recordarán cosas de estos días para comprender mejor lo que hemos visto a lo largo de ellos. Nos alojaremos en la preciosa kasbah de Ait Ben Moro, una auténtica kasbah reformada en hotel y en cuya azotea hay una vista preciosa del oasis.

Día 7 / Oasis de Skoura – Valle del Tassoute - Marrakech

Desayuno en el hotel. Tras el desayuno, pondremos rumbo a las montañas nuevamente pues cambiamos el rumbo y nos dirigiremos hacia el Atlas. Disfrutando de la belleza de la naturaleza tan imponente que os muestran estas montañas, atravesaréis tres puertos (dos de ellos a más de 2.000 m.) con sus valles totalmente distintos los unos de los otros, llegaréis al valle del Tassout, uno de los más bonitos y comeremos en el gite d´etape (como un albergue) Imdoukal pues no hay muchos lugares por allí. La comida será un estupendo y artesanal cus cus que prepara la madre y que para mí es de los mejores que he comido en Marruecos. Los valles irán sucediéndose y descubriréis los pueblos bereberes que parecen suspendidos de las quebradas, unas veces construidos en piedra y otros en adobe, que al ser del mismo barro que el suelo, tienen su color y se mimetizan en el entorno. Saldremos del valle del Tassout atravesando parajes preciosos enmarcados entre montañas de más de tres mil m. Al llegar a Iminifri pararemos para visitar andando el impresionante puente natural.

Hay que bajar unas largas escaleras y pasar por debajo de la gran oquedad que es una maravilla, aunque hay que trepar ligeramente en algún punto y luego subir unas pocas escaleras para regresar al vehículo. Dentro se puede ver el mapa de África al volver la vista atrás. De allí continuaremos a Demnate para tomar la carretera a Marrakech a donde llegaremos sobre las 18.00 horas. Traslado a vuestro alojamiento.

Día 8 / Marrakech

Desayuno. Día libre para conocer la ciudad. Día de relax, donde podremos ver la ciudad a nuestro ritmo , realizar las últimas compras, o simplemente dejarnos llevar por los colores  de la ciudad de Marrakech.

Día 9 / Marrakech – Vuelo de regreso a Barcelona

A la hora indicada Traslado al aeropuerto y salida del vuelo de regreso a Barcelona.



INCLUYE

  • Asistencia traslados de llegada y de salida .
  • Vehículo 4×4 completamente preparado para el desierto, revisión del vehículo y limpieza.
  • Combustible los cinco días del recorrido.
  • Un conductor-guía español o local conocedor de las zonas a visitar.
  • Gps y coordenadas de todo el recorrido.
  • 5 comidas del medio día algunas en lugares poco turísticas, pero de buen comer.
  • 1 noche en la kasbah Ati Ben Moro en media pensión.
  • 2 noches en Hara Oasis en media pensión. Habitación doble.
  • 1 noche en Haima en las dunas en media pensión.
  • 3 noches en Riad en Marrakech con desayuno.
  • Agua y refrescos en las comidas, cenas y el coche durante el viaje por el desierto, así como tés y cafés después de las comidas o cenas.
  • Visitas detalladas en el itinerario.
  • Seguro basico de asistencia en viaje .


También te puede interesar...


APUNTATE A NUESTRA
NEWSLETTER




BLOG
Grandes Rincones – Japón – Sakura y Hanami

Japón es único, un destino que no deja indiferente a nadie con la particularidad de su...