Cultural
Espiritual
Senderismo
Naturaleza

Muskana Nepal

Nepal

Descubre Nepal  durante 15 días, este itinerario nos permitirá acceder de forma asequible a zonas rurales o entornos menos conocidos. Combinamos lugares que representan una experiencia viajera diferente.

Observar los picos más altos del mundo, compartir momentos de la vida de un maestro budista, recorrer a tu antojo antiguas ciudades, caminar por zonas rurales entre arrozales y pequeñas granjas… ¡En este viaje descubrirás la verdadera dimensión de Nepal!

 

Saber más
Cultural
Espiritual
Senderismo
Naturaleza

Itinerario

Día 1/ Barcelona – Katmandú

Salida en vuelo internacional a Katmandú, noche a bordo.

 

Día 2/ Llegada a Katmandú – Bhaktapur

Después de un largo viaje en avión, os recogemos en la terminal internacional del aeropuerto Tribhuvan de Katmandú y nos desplazamos a Bhaktapur, donde después de hacer el check-in en el hotel tendréis una pequeña reunión con vuestro guía para explicar los detalles del viaje que empezáis hoy. Bhaktapur es una bonita y tranquila villa que podréis visitar relajadamente sin necesidad de guía. cada uno al ritmo que marque su cansancio por el vuelo. Tenemos todo el resto del día e incluso mejor, el atardecer y por la noche, cuando los grupos de turistas ya han abandonado la ciudad. Fue Ciudad Real y es la mejor conservada de todas ellas, con sus templos y palacios. Algunos monumentos aún están en fase de restauración, pero fueron muy pocos los dañados por el terremoto de 2015. Bhaktapur no es sólo un museo en sí mismo, es una ciudad con vida propia, con sus habitantes ocupados en sus obligaciones diarias, en las tiendas, los cafés, en su trabajo. Os animamos a seguir vuestros pasos por sus plazas, callejones y descubrir esos rincones escondidos aquí y allí. Si sois amantes del yogur, en esta zona es famoso el "king kurd" (jo-jo-dao), un delicioso yogur de textura consistente (y seguro de tomar) que podréis encontrar en pequeñas tiendas, especialmente en la calle que se prolonga fuera del recinto de pago por la entrada principal. No olvidéis llevar vuestro tiquet de entrada a Bhaktapur en todo momento. Noche en Bhaktapur.

NOTA: Normalmente la hora del check-in en el hotel es a las 14h, por lo que si no es posible acceder a las habitaciones dejaremos tranquilamente nuestro equipaje en el hotel, descansaremos un rato conversando sobre el viaje con nuestro guía y podréis empezar a explorar los alrededores.

 

Día 3/ Bhaktapur – (Changu Narayan – Kailashnath Mahadev) – Dhulikhel

Después de un desayuno tranquilo en la terraza del hotel con vistas sobre la plaza de Bhaktapur, empezaremos nuestro programa de hoy que nos llevará a Dhulikhel. Cercano a Bhaktapur se encuentra el interesante templo hindú de Changu Narayan, patrimonio de la humanidad por la Unesco y que no suele ser muy visitado por los grandes grupos. Changu Narayan es famoso por la calidad de sus tallas, muchas de las cuales son de carácter erótico, aunque hay que decir que infinidad de templos en Nepal comparten esta temática en sus tallas. Ya de camino a Dhulikhel por la carretera observaremos bastantes hornos cerámicos donde se cuecen los ladrillos tan clásicos de Nepal y a medida que empecemos a subir a la cuesta por la montaña observaremos a la izquierda la figura del dios Shiva más alta del mundo con 44 metros, el Kailashnath Mahadev. Si vamos bien de tiempo bien merece una corta parada. Una vez lleguemos a Dhulikhel, iremos directamente a vuestro alojamiento para el check-in y comer allí mismo (incluida), quizás si el tiempo lo permite y el cielo está despejado, disfrutando de las vistas sobre el Himalaya desde su terraza. Después de la comida conduciremos de nuevo de regreso hacia Dhulikhel Bazar, aunque está a tan sólo unos 25 minutos andando. Situada en un paso de montaña, su casco antiguo se conoce como Dhulikhel Bazar, una verdadera villa newar con antiguos edificios de estilo tradicional, calles empedradas, y algunos templos.  Como veréis muchas de sus casas parecen aguantarse en pie de forma sorprendente, con algunas fachadas peligrosamente inclinadas, grietas... y sin embargo todos estos edificios aguantaron impertérritos el terremoto de 2015. Si bien cuenta con un buen número de hoteles en la ladera orientados al Himalaya, no consideraríamos Dhulikhel como una ciudad turística (la mayoría de grandes grupos se desplazan a Nagarkot, siempre abarrotado), por lo que es mucho más real y es una buena muestra de lo que es una pequeña ciudad donde la gente vive y trabaja más allá del turismo. Ya al anochecer podéis optar por cenar aquí en el centro en alguno de los establecimientos de comida, aunque ya os adelantamos que son de estilo y comida muy local, o volver paseando tranquilamente al hotel para cenar allí. Noche en Dhulikhel.

Día 4/ Dhulikhel – Vista de los Himalayas – Monasterio de Namo Buddha – Senderismo a Panauti (2h) – Patan

Quizás ya tuvisteis la suerte de ver el Himalaya ayer. Si no fue así, es a primera hora del alba, a la salida del sol, cuando hay más opciones que el cielo esté claro y despejado y podamos ver las cumbres con los primeros rayos de luz. A la que el sol vaya calentando la atmosfera, la humedad irá ascendiendo de los valles y volviendo el aire menos transparente. Si la madrugada amanece nublada, habrá que echar un ojo de vez en cuando puesto que las nubes son caprichosas y se pueden levantar en cualquier momento, aunque sea sólo por poco tiempo. Hoy tenemos una jornada de senderismo de un par de horas, así que convendrá preparar una mochila pequeña para llevar lo básico que podamos necesitar durante el camino: chubasquero o paraguas, cámara, gafas de sol, protección solar, gorra, agua, etc. y la bolsa con la comida tipo picnic que tomaremos hoy. Después de desayunar nos dirigiremos al importante monasterio budista de Namo Buddha donde dice la tradición que Buda en su camino al nirvana encontró una tigresa cuyos cachorros estaban hambrientos y para alimentarlos dejó que se comieran sus dos brazos. Leyenda que por otra parte se encuentra extendida en otros lugares y con múltiples variaciones. Namo Buddha se encuentra encaramado en un monte con buenas vistas de los alrededores, incluyendo la cordillera del Himalaya. Es un monasterio budista de estilo tibetano repleto de banderolas de oración que ondean al viento, con su templo principal y diferentes edificios adyacentes para varios usos. Desde el mismo monasterio emprendemos nuestra pequeña ruta a pie. Nepal es un país eminentemente rural con pocas carreteras transitables y es andando cuando nos daremos cuenta de su verdadera dimensión social y nos acercaremos a la forma de vida de la mayoría de sus habitantes. Nuestra pequeña excursión nos llevará en unas dos horas tranquilas a través de un entorno rural de granjas y pequeños pueblos hasta Panauti. Dependiendo de nuestro ritmo de marcha y horario, podemos comer durante el camino o, más probablemente, una vez en lleguemos a nuestro destino. Panauti es una pequeña villa anclada en el pasado, cuando fue un importante centro comercial durante la época Rana, y situada en una confluencia de los ríos Roshi y Pungamati, a la que se cree que se une un tercer río invisible, el Padmabati, convirtiéndola en especialmente sagrada y por lo que cuenta con un buen número de templos antiguos de todos los tamaños y especialmente en la confluencia de los ríos. Panauti sobrevivió indemne durante siglos a varios terremotos, aunque finalmente el de 1988 sí causó algunos desperfectos en su rico patrimonio cultural, así como también en este último, aunque no demasiado serios. Es muy interesante pasearse por sus calles entre casas de ladrillo, tareas agrícolas, niños que van a la escuela, y templos antiguos. Ya al atardecer cogeremos nuestro vehículo para desplazarnos a Patan.              Noche en Patan.

NOTA: Si hubiera llovido mucho los días anteriores y dependiendo del estado de la carretera en su tramo final, es posible que nuestro vehículo no pueda llegar propiamente al monasterio, por lo que igual deberemos andar un poco antes de llegar allí.

 

Día 5/ Patan

Patan, al igual que Bhaktapur y Katmandú, fue antigua Ciudad Real y por consiguiente cuenta con su plaza Durbar (Plaza del Palacio). Aunque hoy en día es prácticamente un barrio de la capital, es mucho más tranquila y su vida discurre a otro ritmo. Su antiguo nombre sánscrito es Lalitpur y significa "Ciudad de la Belleza". Patan Dokha es como se conoce el centro histórico de la ciudad y donde se encuentra vuestro alojamiento. Todo queda muy cerca, por lo que hoy no utilizaremos el vehículo. Después del desayuno, empezaremos nuestra visita con tres pequeños templos diferentes a las construcciones más clásicas de Nepal. Se trata del Golden Temple, el Rudravarna Maharivar y el Mahabuddha Temple. Son espacios pequeños, especialmente el Mahabuddha encajonado entre casas, y bastante desconocidos para la mayoría de turistas. Para ir de uno a otro, miraremos de aprovechar al máximo la intrincada red de pequeños callejones que cruzan por el interior de los edificios juntando pequeñas plazoletas. Dejaremos la Plaza Durbar de Patan para el final de la visita. Está considerada como el conjunto de arquitectura newar más impresionante de Nepal y ya está prácticamente toda ella restaurada. Es muy bonito acercarse por la noche cuando con su iluminación adquiere una dimensión completamente diferente. La Plaza Durbar está dominada por la fachada del edificio del museo, de cuya entrada dispondréis por si queréis visitarlo a vuestro aire por la tarde. Cuenta con una completa colección de arte sacro hindú y budista y acoge también exposiciones temporales de arte moderno bastante interesantes. Tanto en la Plaza Durbar como en las callejas de alrededor encontraréis muchas pequeñas tiendas de artesanía, entre las que abundan los trabajos en metal de temática religiosa, y también algunas tiendas de comercio justo, así como otros templos de todos los tamaños y tipos, aparte de bastantes murales pintados en diferentes paredes de la villa. Noche en Hotel “Heritage” Patan.

 

Día 6/ Patan – y Vuelo Katmandú a Pokhara – Monasterio de Pema Ts'al Sakya Monastery

Después de desayunar y dependiendo del horario de vuestro vuelo nos desplazaremos a la terminal doméstica del aeropuerto para volar a Pokhara, la segunda ciudad de Nepal. El barrio de Lakeside es donde se concentra el turismo y, como su nombre indica, se encuentra al lado del lago, el Fewa Tal (Tal = lago), con innumerables hoteles, restaurantes, cafés y tiendas. Dispondremos de algo de tiempo libre para comer, aunque hoy convendrá hacerlo un poco pronto puesto que por la tarde os proponemos una experiencia algo diferente. Nos desplazaremos por carretera al cercano Monasterio budista tibetano de Pema Ts'al Sakya. Alojarse en un templo budista no implica ni ser místico ni dormir en camastros con monjes. Casi todos los monasterios budistas disponen de edificios anexos normalmente con habitaciones dobles con baño incluido y que normalmente están destinados a acoger estudiantes, familiares, visitantes o monjes de paso, pero no están directamente destinados a turistas. En este caso, el Pema Ts'al Sakya, debido a su importancia y entre otras obras de mejora, dispone de un "hotel", mucho más confortable que el alojamiento que disponían anteriormente, a la vez que una piscina natural en el río que se encuentra más abajo. Naturalmente no esperéis carne en un monasterio budista. Después del check-in tendréis un poco de tiempo para explorar el recinto y sobre las 16h (normalmente) podemos asistir en el templo a la “puja” de la tarde, el recitado de sutras y mantras budistas por los monges. No es necesario permanecer todo el tiempo en la sala del templo, podemos entrar y salir cuando nos convenga, siempre que lo hagamos silenciosamente como es lógico.

A dos pasos del monasterio se encuentra el cercano campo de refugiados tibetanos de Tashi Palkhel, con sus banderolas de oración, su pequeña estupa y su Jangchub Choeling Gompa (templo), y puede ser que la puja de hoy sea aquí. En este importante monasterio de la tradición budista Sakya se ofrece educación gratuita a niños sin recursos de zonas remotas de montaña y especialmente a niños tibetanos refugiados. Todos los ingresos que se obtienen de este alojamiento sirven para la manutención de los alumnos de este centro. Participar o no de la vida monástica depende un poco de cada uno. Esto no es un centro ni un destino turístico, así que los monjes no están aquí para atender al visitante, aunque las dependencias están bastante abiertas para que uno pueda aventurarse y descubrir las actividades que se llevan a cabo en este monasterio. Así que repetimos lo que os recomendamos siempre, explorar, no penséis que todo os vendrá hecho. Noche en el Hotel del Monasterio Pema Ts'al Sakya.

 

Día 7/ Pokhara, día libre u opciones

Después de desayunar en el monasterio pronto por la mañana, nos desplazaremos de regreso a Pokhara. Después del check-in en el hotel, nos dirigiremos al embarcadero de Lakeside para tomar los botes de madera del lago que nos llevarán al templo de Barahi Mandir. Este es un pequeño templo situado en una pequeña isla en medio del lago Phewa, pero no muy lejos de donde embarcamos. La mayoría de visitantes del pequeño templo son hindúes, aunque algún que otro turista se deja también caer por aquí. Una vez terminada la visita, regresaremos remando a la costa para disfrutar de nuestra tarde libre. Lakeside es un lugar tranquilo para pasear a pie. Es fácil orientarse ya que casi todo está en su avenida principal paralela al lago un poco por el interior en dirección sur-norte, más el paseo que bordea la orilla y que ya habéis visto desde el embarcadero. En la calle principal se suceden tiendas de todo tipo: librerías, material de trek, ropa, pashminas, y tiendas de artesanía, algunas de la cuales pertenecen a diferentes asociaciones o ONG que dan trabajo a diferentes grupos sociales, de mujeres en muchos casos. También hay infinidad de cafés y restaurantes de todo tipo, y en la zona norte por el paseo que bordea el lago encontraréis terrazas orientadas al lago un poco tipo chill-out, para tomar algo o comer, cerca del nuevo parque de atracciones. Algunos locales tienen música en vivo algunos días por la noche, y no es difícil encontrar alguien tocando música improvisadamente en algún café. Una opción interesante es alquilar una bicicleta y pasear por Lakeside o seguir la pista que sigue la orilla del lago en dirección norte. Para los amantes del alpinismo, cerca del aeropuerto se encuentra el Museo Internacional de la Montaña. Si queréis, tenéis como opción una visita guiada a los lugares destacados a nivel turístico de Pokhara, que se encuentran un poco apartados de Lakeside, como son la cascada de Davi, la cueva de Mahadev justo enfrente y la Pagoda de la Paz Mundial. También tenéis en opción alguna experiencia más diferente, como entender el fenómeno de los Gurkhas conversando con un ex-Gurkha y visitando el museo, o hacer un salto en tándem parapente desde Sarangkot hasta el lago si el tiempo lo permite. Noche en Pokhara.

 

Día 8/ Pokhara – Bandipur

Sin prisas nos desplazaremos por carretera a Bandipur con la idea de comer allí. Bandipur es una población encantadora y un museo vivo de la cultura newar. Situado estratégicamente en un paso de montaña, fue un importante punto de comercio entre el norte y el sur que vino a menos con la apertura de las carreteras por los valles hasta quedar medio abandonada. Más tarde sus antiguos edificios fueron reconvertidos y restaurados con acierto en cafés, restaurantes y pequeños alojamientos, mientras sus habitantes siguen dedicados a sus comercios y granjas de alrededor. Pasear despreocupadamente por la villa es muy interesante en si mismo. No es una población muy grande y podéis observar sus casas y sus habitantes, así como los alrededores de la villa. Hay diferentes senderos para los más caminadores, como puede ser el que asciende al fuerte de Purano Kot, también conocido como Thani Mai, que se encuentra en lo alto de una elevación cercana a unos 20 o 30 minutos de camino ascendente y donde encontraremos dos pequeños templos cercanos, uno de antiguo y el otro más moderno. Desde aquí las vistas son muy amplias, dominando Bandipur Bazar y las cumbres del Himalaya, y es un lugar bonito para la puesta de sol. Preguntad a vuestro guía. Hotel "heritage" en Bandipur.

 

Día 9/ Bandipur, senderismo a Ramkot

Desde Bandipur una de las rutas interesantes es la que nos conducirá a Ramkot, una pequeña villa Magar. En total son unas 5 o 6 horas de camino fácil a ritmo tranquilo y deteniéndonos aquí y allí. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es una ruta relativamente larga de ida y vuelta. Te ha de gustar andar por la montaña y estar mínimamente preparado para un paseo largo por terreno de tierra y piedras. Si no quieres o crees que no puedes hacer esta ruta de senderismo, no hay problema, ya que un día de relax en Bandipur, o de exploración por los alrededores, siempre es muy interesante. Hoy llevaremos en una pequeña mochila, algo de agua y la bolsa de picnic que nos habrán dado en el hotel, además de lo habitual, protección para la lluvia o el sol, y lo que necesitéis. El camino desciende primero por el bosque para alcanzar el fondo del valle rodeados de campos de cultivo en terraza, pequeñas granjas, bosques de rododendros, alguna escuela, y en definitiva la vida rural que tanto caracteriza Nepal. Ascenderemos suavemente para recuperar la altitud perdida llegando a la propia población de Ramkot, con sus casas tradicionales y sus vistas dominando el valle. Se dice que Ramkot tiene las casas de factura circular, pero en realidad sólo se conserva una de ellas así hoy en día, aunque es cierto que en la antigüedad algunos poblados o granjas Magares tenían casas de factura circular. Ramkot es un buen lugar para tomar el pequeño almuerzo que habremos llevado con nosotros para regresar de nuevo a Bandipur ladeando la montaña sin demasiadas subidas ni bajadas para finalizar nuestro circuito. Ya en Bandipur podremos disfrutar de nuestro tiempo libre descansando o paseando por esta encantadora población de la que algunos no quieren partir nunca. Hotel "heritage" en Bandipur. NOTA: Esta ruta de senderismo es fácil, pero es una ruta que transcurre por senderos de montaña en plena naturaleza y que tiene cierta duración. Nuestro parecer es que llevar calzado cómodo tipo deportivo es más que suficiente, aunque el calzado siempre es un asunto muy personal. Llevad el calzado que uséis en vuestra zona para salidas fáciles al campo o la montaña.

 

Día 10/ Bandipur – Chitwan

Dejamos Bandipur para dirigirnos hacia el sur en el límite con la India, en la zona del llamado Terai, toda una franja de tierras selváticas que durante años ha ejercido de barrera infranqueable para las invasiones del sur y donde se encuentra el Parque Nacional de Chitwan, un gran conjunto de selvas y sabanas, con poblaciones importantes de rinoceronte asiático, cocodrilos y gaviales, muchos tipos de cérvidos, infinidad de pájaros y una importante población de tigres. Tampoco hay que olvidar su importante entorno agrícola, con pequeñas granjas diseminadas aquí y allí. Como un paso más hacia un turismo más responsable y respetuoso con el entorno, Èxode Viatges ha decidido apostar firmemente por el respeto a los animales cuidando que sean tratados de la manera más respetuosa posible. En este sentido Èxode Viatges ya no realiza safaris a lomos de elefante, lo que no quiere decir que no vayamos a la selva con ellos. Nuestro destino en Chitwan es el Elephant Camp / Tharu Lodge, un establecimiento creado por Tiger Tops con el soporte de Elephant Aid International. El alojamiento se efectúa en confortables tiendas de campaña dobles, con camas individuales o dobles, corriente eléctrica y baño privado con agua caliente. Si hubiera llovido demasiado, el alojamiento se realiza en el Tharu lodge. Se ha cuidado que el impacto medioambiental sea el mínimo, por lo que, entre otras cosas, no hay aire acondicionado, pero sí hay ventiladores. En Tiger Tops tienen cuidado de una docena de elefantes que disfrutan de bastante espacio en sus amplios corrales y no están atados en ningún momento. Son pioneros en eliminar los safaris a lomos de elefante en las rutas por la selva y todas las actividades giran en torno a la figura del elefante y su cuidado. Llegaremos a Chitwan sobre las 12h o las 13h para comer y poder descansar del calor de la tarde. La actividad principal que vamos a realizar es un recorrido por la selva que haremos acompañados de uno o dos elefantes. Por un lado, su sola presencia ya garantiza la seguridad del grupo, y por otro lado los elefantes son muy sensibles a cualquier "amenaza" que pueda merodear a gran distancia, por lo que sus "mahouts" (los guías de los elefantes) siempre están al tanto de lo que ocurre a vuestro alrededor en la selva y saben de antemano donde se encuentran los animales más cercanos. Normalmente podremos ver rinocerontes y algunos ejemplares de ciervos, además de algún cocodrilo o gavial si vamos cerca del río. Recordad que son animales salvajes y que, aunque estén acostumbrados a nuestra presencia, seguro prefieren pasar desapercibidos. No esperéis que los animales salten por delante vuestro a dos metros de distancia, estáis en un espacio natural, no en un zoo cerrado. Otras actividades complementarias pueden ser la elaboración de "kuchis", una especie de golosina para los elefantes y darles de comer, ir a cortar la conocida como hierba de los elefantes, o un acercamiento a la cultura Tharu, dominante en los entornos selváticos en donde nos encontramos, por la noche. Los elefantes son animales grandes y aunque prácticamente nunca ocurre nada, solo por su tamaño son potencialmente peligrosos y cada uno tiene su propio carácter, por lo que si queréis tocarlos preguntar primero a su mahout que siempre velará por la seguridad durante toda vuestra estancia.  Hay que llevar ropa adecuada, os recomendamos llevar prendas de colores discretos, como marrones, ocres, verdes, que alertarán menos a la fauna salvaje, así como pantalones largos, camiseta de manga larga, y calzado cerrado. Así mismo unos pequeños prismáticos pueden ser de gran ayuda.  En Chitwan hace años que no se detectan casos de malaria, pero es un entorno de humedales por lo que hay mosquitos. No os olvidéis el repelente de insectos. Noche en Chitwan.

NOTA: Tened en cuenta que las actividades pueden variar levemente de acuerdo con la disponibilidad, horarios y meteorología.

NOTA: Si este programa se realizara entre junio y septiembre, la estancia en Chitwan se realizaría en un lodge alternativo, normalmente en el Island Jungle Resort, ya que Elephant Camp / Tharu Lodge cierra durante el monzón. Si bien en el alojamiento alternativo el trato de los elefantes es diferente, no están mal cuidados y se adaptan a nuestras exigencias de trabajo, por lo que esperamos que el ejemplo vaya expandiéndose progresivamente entre algunos lodges de Chitwan.

Día 11/ P.N. Chitwan – Katmandú

Si no habéis optado por regresar a Katmandú en avión, después del desayuno, os espera una jornada larga de carretera. Retomaremos primero la carretera a Mugling donde encontraremos la ruta de Pokhara a Katmandú. Esta carretera es el eje principal del país y suele presentar tráfico intenso sobre todo a medida que nos vayamos acercando a Katmandú, aunque nunca se sabe lo que va a durar la jornada por carretera. Haremos las paradas de rigor para descansar y tomar un té o un refresco y naturalmente para comer. Si vamos bien de tiempo haremos una breve visita a un pequeño poblado rural llamado Bishaltar que aún conserva muy bien las casas tradicionales y el estilo de vida tranquilo, muy ligado a las cosechas de la tierra, aun estando justo al lado de la concurrida carretera de Katmandú a Pokhara. Lo interesante es que cerca se encuentra uno de los típicos puentes colgantes sobre el rio Trisuli. Este puente es de los largos y es toda una experiencia cruzarlos. Este tipo de puentes supusieron, y suponen, un gran avance en la comunicación entre poblaciones en un país sin carreteras, y se encuentran con frecuencia en cualquier ruta de trek por Nepal. Vuestro hotel en Katmandú está tocando el barrio de Thamel, el barrio turístico y de mochileros por excelencia, con muchos restaurantes, bares, guest-houses, y tiendas de todo tipo, ideal para disfrutar nuestra tarde libre comprando, callejeando o descansando. Noche en Katmandú.

NOTA: En opción se puede regresar de Chitwan a Katmandú en avión, por lo que se os trasladaría al aeropuerto de Bharatpur para tomar el vuelo y se os recogería a la salida de la terminal doméstica del aeropuerto de Katmandú para llevaros a vuestro alojamiento.

 

Día 12/ Katmandú, visita guiada

Nuestras visitas son un poco especiales y desde luego no vamos a toque de pito, así que el ritmo de la misma lo marcáis vosotros.

Empezaremos pronto por la mañana, después del desayuno. Nos desplazamos al templo de Swayambhunath, conocido también como el templo de los monos por razones obvias, con una gran estupa budista acompañada de templos hinduistas, en una clara demostración de la mezcla de culturas y religiones. Swayambhunath se encuentra encaramado a una colina dominando la ciudad y accederemos a él por las empinadas escaleras que dan a ella. A parte del conjunto templario, forma un pequeño parque que se extiende hacia la carretera de circunvalación (Ring Road) por el oeste donde se encuentra el acceso que suelen utilizar los grupos de turistas, con el Amideva Buddha Park al que vale la pena acercarse.

Una vez finalizada la visita, cruzaremos la ciudad para llegar a Bouddhanath, o simplemente, Bouddha. La estupa de Bouddha es la gran estupa que se ha convertido en motivo iconográfico de Nepal con derecho propio. Se encuentra dentro de una gran plaza con algunas tiendas, cafés y restaurantes. Como nos llegará la hora de comer aquí, os recomendamos algunas de las azoteas de los restaurantes adyacentes y disfrutar de la vista sobre el recinto, ya sea antes o después de la visita. El templo de Tsamchen también ofrece una buena visión elevada desde su tejado. Los fieles rodean la estupa en el sentido de las agujas del reloj, así que os podéis animar a ello y aprovechar para hacer girar algunos de los 108 molinos de oración que la rodean y podéis acceder a los primeros niveles exteriores de la estupa. Pero Bouddha es mucho más que su estupa, es todo un barrio que concentra la comunidad de refugiados tibetanos más numerosa de Nepal, con tiendas de parafernalia budista y un buen número de monasterios, muchos de los cuales se pueden visitar libremente. En este sentido, ya a media tarde, nos desplazaremos andando hacia Pashupatinath, en un recorrido que no nos llevará más de 40 minutos para cruzar el río y entrar por la parte "trasera" donde hay unos pequeños ghats y templos secundarios. Pashupatinath es un recinto templario bastante grande con diversos templetes y recintos, y contiene el templo hindú más sagrado de Nepal donde solo pueden entrar los fieles hindúes. Al ser Pashupatinath el espacio más sagrado de Nepal, es el lugar preferido para las cremaciones de los difuntos, que se realizan en los ghats sobre el rio sagrado (y contaminado) Bagmati. Si bien para nosotros es algo diferente e interesante para observar, hay que tener en cuenta que los familiares están despidiéndose de sus seres queridos, por lo que hay que ser lo más respetuosos posible, especialmente en lo que se refiere a la toma de fotografías. Es a primera hora de la mañana o al anochecer cuando este lugar concentra su mayor actividad local y cuando se puede respirar su auténtica atmósfera, evitando la presencia de grandes grupos de turistas. Cuando finalicemos la visita a Pashupatinath volveremos a Thamel donde podréis disfrutar de vuestro tiempo libremente para la cena. Noche en Katmandú.

 

Día 13/ Katmandú, día libre u opciones

Hoy tenéis todo el día para disfrutarlo a vuestro aire. Podéis por ejemplo visitar la Plaza Durbar de Katmandú, muy cerca de vuestro alojamiento, No es exactamente una plaza, sino un conjunto urbano de plazas y calles, templos y palacios, tiendas y comercios, repleto de vecinos atareados en su trabajo. Las Plazas Durbar eran los antiguos recintos palaciegos, por lo que hay templos, antiguos edificios administrativos y palacios. Es en la plaza Durbar donde vive la Kumari Devi (reina diosa), la diosa viviente encarnada en una niña, que ocupa este palacio junto con su familia desde los 4 años hasta la pubertad, y que sólo es posible ver unas seis veces al año en sus apariciones públicas, o cuando asoma su cara por una de las ventanas que dan al patio. Esta no es la única Kumari, ya que hay otras Kumaris de menos importancia esparcidas por todo el valle de Katmandú, sin embargo, es la más importante y los nuevos presidentes de la república (antes los reyes) reciben su bendición durante su toma de posesión. Pero también hay otras opciones interesantes, como pueden ser el vuelo panorámico al Everest en el que se rodea la cumbre de la montaña más alta del planeta, o una ruta en BTT por Katmandú para los más atrevidos. Si deseáis realizar alguna opción os rogamos que nos lo comuniquéis cuanto antes para poder efectuar las reservas convenientes y organizar a nuestro equipo. Y para cuando estéis saturados del bullicio de Katmandú, podéis visitar el Dream's Garden, un pequeño jardín de estilo neoclásico (se paga entrada) cerca del límite de Thamel por Tridevi Marg, con un par de bonitos restaurantes y un lugar muy relajante. Noche en Katmandú.

 

Día 14/ Katmandú – Vuelo de regreso

Ya estáis en vuestro último día en Nepal, bueno.... esperamos que no sea el último y que volváis a visitarnos algún día. Os recogeremos con unas tres horas de antelación respecto al horario de salida de vuestro vuelo. Hoy salís muy pronto por la mañana, así que pediremos que os dejen preparado un pequeño bufet frío con café y té.


Día 15/ llegada a ciudad de origen

 

 

Incluye

  • Todos los transportes en vehículo privado en AC
  • Vuelo de Katmandú a Pokhara
  • 1 guía titulado de habla española durante todo el viaje
  • 1 noche en régimen de alojamiento con desayuno en Bhaktapur en Hotel Heritage Malla
  • 1 noche en régimen de alojamiento con desayuno en Dhulikhel en el Gaia Holiday Home
  • 1 noche en régimen de alojamiento con desayuno en Patan en el Swotha Traditional Homes o en el Newa Chén
  • 1 noche en régimen de alojamiento, cena y desayuno en Hemja en el Monasterio Pema Ts'al Sakya
  • 1 noche en régimen de alojamiento con desayuno en Pokhara en el Batika
  • 2 noches en régimen de alojamiento con desayuno en Bandipur en el Gaun Ghar
  • 1 noche a pensión completa en Chitwan, en el Elephant Camp con programa de actividades
  • 3 noches en régimen de alojamiento con desayuno en Katmandú en el Mandala Boutique Hotel
  • Almuerzo en Dhulikhel
  • 2 comidas picnic para las rutas de senderismo de Panauti y Ramkot
  • Trayecto en barca en Pokhara
  • Entradas a: Bhaktapur, Changu Narayan, Plaza Durbar de Patan, Golden Temple, Mahabuddha Temple, Rudravarna Maharivar, Museo de Patan, Pashupatinath, Bouddhanath y Swayambhunath
  • Seguro básico de asistencia en viaje
Solicita información

Descubre más sobre Nepal

Suscríbete para descargar este viaje en PDF

¿Tienes alguna duda?
¿Quieres hablar por Zoom?

Solicita cita

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de Cookies. Al hacer click en Aceptar, consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en Configurar.

Aceptar Configurar