EXPEDICIÓN ATAR

Marruecos
  • De un vistazo

    • a Medida

    • 10 dias

    • NO incluido

    • Conductor
      Guia

    • 4x4

    • Casa Local
  • ¿Qué encontrarás?
    • Magnífico oasis del palmeral del valle del Draa
    • Ksours, ciudades fortificadas de barro
    • Las auténticas Kashbas del Oasis de Skoura
    • Las desconocidas dunas del sur de Ait y el Valle del Tassoute en el Atlas.
    • La majestuasidad de Marrakech con sus aromas, sonidos y sensaciones irrepetibles.
  • desde
    1.120€
    + VUELO

En este viaje, se visitará al principio, una de las ciudades imperiales más importantes y bonita de Marruecos, Marrakech y a continuación durante seis días, una parte menos conocida, pero igual de espectacular. No viajamos para llegar, viajamos para conocer, por lo que pretendemos que  interactuéis con las gentes de los diferentes entornos que visitaremos. El objetivo fundamental del viaje será despertar los sentidos de cada persona conociendo una cultura diferente. Partiendo de Marrakech, se atravesará el Alto Atlas, con cumbres que superan los 3.000m. por una serie de valles siendo de especial belleza el del Tassoute para llegar a la meseta predesértica en la que se encuentran Skoura y  Ouarzazate. Merece la pena recorrer el  interesante oasis de Skoura. Cruzaremos las montañas del Sarhro para llegar al desierto recorriendo el magnífico oasis del palmeral del valle del Draa (el segundo más grande de África), una maravilla y totalmente auténtico. Siguiendo la antigua ruta caravanera circularemos por caminos en el palmeral atravesando pueblos , donde la forma de vida es todavía ancestral , como cuando las caravanas pasaban por aquí  , y  entraremos en algún pueblo para poder comprobarlo. Algo magnífico. Podremos ver auténticas joyas a las que todavía el turismo masificado no ha tenido acceso. Al final del oasis continuaremos por el desierto por zonas arenosas. Disfrutaremos de paisajes dignos de películas, mares de dunas, llanuras pedregosas, pequeños oasis… El regreso a través del Atlas se hará por una ruta distinta a través del puerto del Tichka al cual accederemos recorriendo el valle del Oumnila con bonitas kashbas y graneros, finalizando en Marrakech nuevamente.


PRECIO POR PERSONA

Vuelo internacional Consultar
Precio por persona, grupo de 4 y 8 viajeros 1.120 €
Precio por persona, grupo de 6 y 7 viajeros 1.185 €
Otros suplementos y opcionales Consultar ficha pdf


ITINERARIO

Día 1 / Vuelo de Barcelona a Marrakech

Salida del vuelo a  Marrakech. Llegada y traslado al Riad.

Día 2 / Marrakech

Después del Desayuno, por la mañana  con un guía local visitaremos diferentes museos y  los monumentos más relevantes de la ciudad imperial. Tras comer en un restaurante típico (incluido)  por la tarde visitaremos la zona del Souk y sus interesantes calles establecidas según los diferentes trabajos artesanales.
Realmente un día muy interesante en el que se andará bastante y nos servirá para ver la diferencia con la población que conoceremos a partir de mañana por las montañas y el desierto. La cena también será libre para que elijáis un lugar que os guste. Alojamiento en Hotel.

Día 3 / Marrakech – Valle Tasoute (Atlas) – Skoura

Desayuno. Salida a las  ocho de la mañana pues el día será largo pero lleno de paisajes muy bellos y nos ponemos en marcha dirección Fez, carretera que abandonaremos a los pocos kms para coger el desvío a Demnate. El asfalto es malo aunque lo están arreglando pero solitario, lo que nos permitirá llevar nuestro ritmo sin problemas. Llevaremos las montañas del Atlas por nuestra derecha.  Pasaremos Sidi Rahal a medio camino y finalmente llegaremos a Demnate donde comenzaremos a subir hacia las montañas. Al llegar a Iminifri pararemos para visitar andando el impresionante puente natural que allí se encuentra.
Hay que bajar unas largas escaleras y pasar por debajo de la gran oquedad que es una maravilla aunque hay que trepar ligeramente en algún punto y luego subir unas pocas escaleras para regresar al vehículo, desde luego, una excursión preciosa y que muy pocos hacen por no ser nada conocido. Si alguien no quiere andar, puede esperar en el coche tranquilamente.
Disfrutando de la belleza de la naturaleza tan imponente que nos muestran estas montañas, atravesaremos tres puertos con sus valles totalmente distintos los unos de los otros, llegaremos al valle del Tassout, uno de los más bonitos comiendo en el gite d´etape (como un albergue) Imdoukal. La comida será un estupendo, tradicional y artesanal cus cus. No vais a comer un cus cus semejante en todo Marruecos a lo largo de nuestro viaje.
Seguiremos por carretera  es posible que s este quebrada por ríos y nieves  podremos pasar sin problemas. El descenso nos llevará hasta la gran llanura y seguiremos Hasta  Skoura. Nos alojaremos en la kasbah Ait Ben Moro y que será un magnífico lugar para pasar la primera noche de nuestro viaje buscando el sur. Desde su azotea tendremos una fantástica vista de Skoura.

Día 4 / Oasis de Skoura

El día de ayer fue largo, así que hoy lo compensaremos y no tendremos que madrugar, lo cual agradeceremos. Nos encontramos en el oasis de Skoura, un gran palmeral que, enmarcado por el imponente macizo del M’Goum al norte, y la árida cadena del Jebel Saghro al sur, con más de 700.000 palmeras, se destaca como un importante enclave de verdor y de vida en la árida meseta que conforma el bajo valle del Oued Dades, en su lucha por encontrar un paso hacia el sur, y convertirse así en el Draa.
Pero hay un elemento diferencial entre Skoura y el resto de palmerales que jalonan el escalón sur del Alto Atlas: la gran concentración de kasbahs que se diseminan por todo el oasis y sus inmediaciones, habiendo catalogadas casi centenar y medio de estas construcciones.
Desgraciadamente, gran parte de este insustituible patrimonio arquitectónico y, siguiendo la misma pauta que en todo el sur marroquí como podréis comprobar, se deshace y desmorona irremediablemente año tras año, en un proceso que ya se antoja irreversible y que se ha hecho tremendamente patente en la tres últimas décadas. No obstante, el Oasis de Skoura sigue mereciendo una visita pausada, siendo uno de esos lugares que emanan una belleza especial donde uno se transporta a otras épocas y el tiempo parece detenerse. Un lugar donde las prisas carecen de sentido.
Nos acercaremos dando un agradable paseo por el palmeral. Luego seguiremos hacia una de las construcciones de barro más bonitas de Marruecos, la Kasbah de Ameridil. La Kasbah, más que por su belleza y es de las más bonitas. Haremos la visita de las dos, del Riad y de la kasbah. Ambas son de pago y verdaderamente interesantes las visitas, las explicaciones que nos darán nos servirán para comprender mejor lo que veremos en los siguientes días.
A continuación, con el coche, atravesaremos el pueblo de Skoura para tomar la pista que sale a la izquierda y por ella llegaremos a través de suaves colinas llenas de piedras negras, al puente sobre el río Dades, que recoge las aguas de la vertiente sur del Atlas y llena del embalse de Almansour Eddahabi en Ouarzazate, de donde sale el río Draa para regar el valle con este nombre. Un poco más adelante veremos el poblado de Sidi Flag que tiene unas kasbahs muy bonitas para verlas con una buena perspectiva y que son muy fotogénicas pero si te acercas estás en estado ruinoso y no es posible entrar. Regresaremos a Skoura para dirigirnos a comer a la casa de una familia particular donde la mujer prepara un cus cus tradicional de Skoura que es diferente al marroquí que se come en el resto del país, ya que la sémola se hace con maíz y lleva otras verduras. Realmente bueno. En caso de no estar disponible la familia, se iría a un restaurante.
Por la tarde, atravesaremos el palmeral para llegar hasta la kasbah de Ait Abou, una bonita Kasbah en la que podremos entrar tras pagar 10 dh, a la que se le añadió posteriormente a su construcción, una planta más haciéndola de las más altas del sur marroquí y desde arriba del todo hay una preciosa vista tanto del palmeral hacia el sur como de las montañas del Atlas hacia el norte. Al finalizar, lentamente iremos a través del palmeral disfrutando del paso por sus pueblecitos de adobe, sus calles, sus olivos y palmeras y de su tranquilidad sobre todo. Llegaremos al hotel y podremos descansar en él. La cena será nuevamente en este agradable lugar lleno de historia.

Día 5 / Oasis de Skoura – Hara, Valle del Draa

Tras un buen desayuno, pondremos rumbo a Ouarzazate, localidad en la que nos detendremos para visitar el Ksar Taourirt que está declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Concluida la visita, dejaremos atrás Ouarzazate para comenzar a subir por una sinuosa carretera, las estribaciones de las montañas del Sarhro, unas preciosas montañas cuyo pico más alto es el Amaion Mansour con 2.712 m. pero a pesar de la altura no nieva pues las nubes cargadas de nieve se las queda el Atlas con picos superiores a los cuatro mil. Sin embargo en invierno el frío es terrible en estas montañas que tienen un paisaje lunar. Aquí habitan las tribus Ait Atta y los Ait Sedrat, bereberes fundamentalmente nómadas aunque ya hay algunas pequeñas poblaciones donde se han ido sedentarizando (Iknioum cerca de las altas cumbres y Ait Saoun al lado de la carretera por la que pasaremos).  Al finalizar el verano estos nómadas se desplazan desde el alto Atlas hacia estas montañas en busca de pastos para poder alimentar a sus rebaños de ovejas, cabras y dromedarios.
En la bajada tendremos la oportunidad de ver desde arriba el comienzo del palmeral del valle del Draa, el segundo más grande de África, dominado por el monte Kisane cuyas formas impactan a los viajeros que la ven por primera vez.  La carretera nos llevará hasta Agdz, donde comienza, como ya hemos dicho, el oasis del valle del Draa que, conocido ya en época de los romanos, es el más interesante a nivel turístico de todo el sur de Marruecos, probablemente, por su diversidad natural con montañas y altiplanos, ergs oasis, y la riqueza y la originalidad de su patrimonio cultural forjados en el tiempo por culturas tan dispares como árabes, bereberes, judíos y África nos y caracterizada por sus ksours, ciudades fortificadas de barro con calles estrechas, oscuras y cubiertas para protegerse del calor y de las tormentas de arena, construidas en arcilla, paja y madera de palmera, aunque ello no implique que sea el que reciba mayor número de viajeros, sino todo lo contrario afortunadamente.
Nos internaremos por el exuberante palmeral entre palmeras centenarias y granados para coger un camino  que nos llevará a uno de los conjuntos de pueblo y kasbah más bonitos de todo el sur marroquí, la Kasbah de Tamnougalt  del siglo XVI, que visitaremos por ser realmente interesantes y muy poco conocido por los viajeros. Su nombre “Tamnougalt” según fuentes y lenguas de algunos aborígenes del Norte de África, significa “encrucijada” y de hecho, eso es lo que representó ese lugar en tiempos memorables, un centro de encrucijadas, de caravanas que venían del África subsahariana. Llegaremos a Hara Oasis, un lugar fantástico, casi mágico y se encuentra entre las palmeras y el río Draa.

 

Día 6 / Hara, Valle del Draa – Dunas Ait Isfoul. Desierto

Desayunamos disfrutando de la tranquilidad y belleza del paraje y podremos aprovechar la luz de la mañana para hacer algunas fotos en el lugar. Una vez en marcha, por carretera regresaremos al enclave de Tamnougalt para continuar por la carreterilla atravesando una serie de pequeños pueblos de adobe. Haremos algunas paradas para cortas visitas. Almorzaremos en el hotel kasbah Sirocco, lugar en el que comeremos en un rincón realmente agradable  y fresco entre palmeras, su especialidad, que son las brochetas que son realmente deliciosas. Al finalizar la comida, subiremos a la montaña de Zagora desde donde tendremos una vista realmente impresionante del desierto y del gran palmeral del Draa, de hecho, creo que es la mejor vista de todas pudiendo reconocer desde allí arriba, pasaremos por el pueblo haratín de Nasrate con sus peculiares pozos y la torre única en todo el país tipo saheliana. Seguiremos por una pista arenosa pero enseguida nos desviaremos hacia las dunas que vemos por la derecha y sin camino ni nada y esperando no atascarnos (el coche está preparado para desatascarse con el menor esfuerzo posible pero en el desierto siempre hay ese riesgo que forma parte del viaje), subiremos algunas de sus dunas intentando buscar el hotel Casa Juan que cuando lo localicemos cerca de Ait Isfoul será como vuestra casa de lo bien que os vais a sentir allí. Solamente hay 6 habitaciones. Su impresionante decoración hará más cómoda vuestra estancia. Y seguro que lo recordaréis con nostalgia al regresar. Intentaremos llegar con tiempo para ver la puesta de sol (algo difícil en invierno pues los días son demasiado cortos) desde lo alto de una gran duna disfrutando de la soledad del desierto. Estas dunas no son nada conocidas y son preciosas. Esperemos que siga así mucho tiempo.

Día 7 / Dunas Air Isfoul. Desierto - Hara

Desayunamos con una vista fantástica del desierto y  las dunas de enfrente y, a continuación, nos iremos a dar una vuelta andando por las dunas viendo las formas que el viento dibuja sobre la arena. Cerca visitaremos el pueblo de Nasrate. Sus moradores son fundamentalmente de la tribu Ktawa y antiguamente, además de ser un importante enclave económico debido al comercio con las caravanas, también era muy conocido por la calidad de las pieles que se curtían allí. Recorrer sus calles subterráneas nos transportará en el tiempo a la época de las caravanas y veremos con que ingenio sacaban agua a raudales para abrevar al ganado. Regresaremos al hotel  y desde allí nos dirigiremos por pista, subiremos el puerto del Tizi Beni Selmane, que fue escenario de dos secuencias de la película del “Cielo protector”. Desde arriba del puerto tendremos una panorámica preciosa del palmeral del Draa hacia el norte y hacia el sur de la hamada del Draa con Argelia al fondo. Descenderemos de la montaña y por una pista continuaremos hasta entrar a Ouled Driss donde comeremos en la kasbah Touareg. Cuando terminemos de comer, nos dirigiremos por carretera directamente a Hara Oasis, nuestro alojamiento de hace dos días.

Día 8/ Hara – Puerto del Tichka (Atlas) – Marrakech

Desayunamos con tranquilidad en el mirador disfrutando de la preciosa vista y tranquilidad que ya conocéis. Salida dirección  Ouarzazate que la pasaremos por una carreterilla que la circunvala, y al poco nos desviaremos para ir hacia Ait Benhaddou desgraciadamente, Patrimonio de la Humanidad y que observaremos desde un lugar en el que hay una preciosa vista pero que no visitaremos.  Afortunadamente hay otras más auténticas como la Kasbah de la Cigüeña entrando ya en el valle del Oumnila donde podremos disfrutar de la vista de pequeños pueblos de adobe y sus kasbahs.
El valle está lleno de almendros, granados, olivos, palmeras y chopos y entre medio de todo esto, las huertas. En un punto en el pueblo de Assaka, admiraremos los graneros situados en las paredes de las montañas del otro lado, de los primeros bereberes que poblaron la zona. A la salida de este precioso valle llegaremos a Telouet y al lado del palacio del Glaoui, comeremos en una Kasbah moderna en la que se come muy bien. Seguramente que la comida será algo tarde pero merecerá la pena la espera. Tras la comida podremos visitar lo que queda de la kasbah del Glaoui. Pues merece totalmente la pena y es totalmente diferente a lo visto hasta ahora. Es de pago. Seguiremos la carretera que es malísima para ascender hasta la carretera general al lado del puerto del Tichka y descender hasta Marrakech. Seguramente que llegaremos tarde, sobre las ocho,  e iremos directamente al Riad. Alojamiento.

Día 9 / Marrakech

Desayuno  y día libre para disfrutar de la ciudad. Comida y cena no incluidas. Alojamiento.


INCLUYE

  • Asitencia traslado de llegada y de salida
  • Amplio dosier informativo con el detalle de la ruta y anexos explicativos de los lugares mas relevantes
  • Vehículo 4×4 completamente preparado para el desierto, revisión del vehículo y limpieza
  • Combustible de los seis días del recorrido
  • Un conductor-guía español o local conocedor de las zonas a visitar
  • Gps y coordenadas de todo el recorrido.
  • Visita guiada un día en Marrakech y almuerzo incluido
  • 6 comidas del medio día algunas en lugares poco turísticas pero de buen comer.
  • Una noche en la kasbah Ait Ben Moro. Media pensión. Habitación doble
  • Dos noches en Hara Oasis en media pensión. Habitación doble
  • Una noche en Casa Juan. Media pensión Habitación doble
  • Agua en las comidas, cenas indicadas durante el viaje por el desierto .Cafés o tés después de las comidas o cenas.
  • Seguro basico de viaje


APUNTATE A NUESTRA
NEWSLETTER




BLOG
Grandes Rincones – Uganda – Parque Nacional Queen Elisabeth

Querido viajero, en nuestro viaje por Uganda nos topamos con el maravilloso Parque Nacional...